Continúan tareas de recuperación de cuerpos tras accidente en Sierra Leona

30 Junio 2004

Los equipos de rescate continúan hoy la labor de recuperación de los cuerpos de las 24 personas que viajaban en el helicóptero de la ONU que se estrelló ayer en una zona selvática del oriente de Sierra Leona.

A bordo de la aeronave se encontraban 14 cascos azules paquistaníes y uno bengalí, seis civiles y tres tripulantes rusos.

El helicóptero, un MI-8, pertenecía a una compañía privada contratada por la Misión de las Naciones Unidas en Sierra Leona (UNAMSIL), y viajaba de Hastings, al sur de Freetown, a Koidu –localidad ubicada 260 kilómetros al este de la capital-, donde están destacados varios batallones de soldados paquistaníes del contingente de UNAMSIL.

Al sobrevolar la selva que rodea a la diamantífera ciudad de Yengema, 80 kilómetros antes de Koidu, el aparato se estrelló con una colina y cayó entre la vegetación.

La espesura de la selva dificulta las tareas de rescate ya que aunque se encuentren los cuerpos, no es posible sacarlos de inmediato de la zona del siniestro al no haber un blanco para el aterrizaje de un helicóptero ni caminos para llegar por tierra.

Por el momento, UNMASIL, con la ayuda de los habitantes del área, abre con machetes un sendero para poder retirar por tierra a las víctimas.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.