UNICEF urge a tomar medidas contra deficiencias de nutrición en países pobres

24 Marzo 2004

La tercera parte de la población mundial padece una deficiencia de vitaminas y minerales que le impide alcanzar su máximo potencial de desarrollo físico e intelectual, concluyó un estudio del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) divulgado hoy.

De no tomarse medidas urgentes a nivel educativo y legislativo para enriquecer y fortalecer los alimentos con estos nutrientes, continuó UNICEF, los niños de los países en desarrollo continuarán viviendo sin alcanzar su plenitud y serán muy vulnerables a las enfermedades.

Según Víctor Aguayo, asesor regional para África Occidental y Central del Fondo, las deficiencias causadas por la carencia de vitaminas y minerales se manifiestan a corto y largo plazo, dependiendo de su severidad.

“Pero, en general, podemos decir que minan la capacidad de los niños desde el momento del nacimiento, e incluso antes, durante el crecimiento intrauterino. Minan la capacidad de esos niños para llegar a expresar al máximo el potencial de desarrollo y crecimiento que llevan dentro”, dijo Aguayo.

La mayor parte de la gente conoce los efectos más severos de la insuficiencia de vitaminas y minerales en el cuerpo humano: anemia, cretinismo y ceguera; sin embargo, el nuevo estudio revela que esta carencia también reduce el coeficiente intelectual de los niños, además de que debilita el sistema inmunológico.

El informe de UNICEF subrayó que si no se empieza a corregir de forma inmediata este problema de nutrición, las Naciones Unidas no podrán cumplir con los Objetivos del Milenio de erradicar la pobreza extrema, mejorar la salud materna y reducir más de 60% la mortalidad infantil para el 2015.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.