Llegan a Liberia refugiados rescatados de barco a la deriva

12 Enero 2004

Hoy llegaron a Liberia 225 refugiados que pasaron cuatro días a la deriva cuando el barco que los regresaba desde Ghana se averió y tuvieron que ser rescatados por las fuerzas de paz de la Misión de las Naciones Unidas en Libera (UNMIL).

El equipo holandés que estuvo a cargo de la operación condujo a los refugiados liberianos –entre ellos 60 niños y algunas mujeres embarazadas- hasta una playa en Bushrod Island, cerca de la sede de la UNMIL, adonde llegaron a bordo de tres botes de desembarco del buque rescatista.

El líder del grupo de refugiados, Christopher Bailey –que regresó a su país después de cinco años de exilio- expresó su alegría y explicó que todos los viajeros se encontraban felices por el retorno.

Los trabajadores de la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) recibieron a los repatriados en camiones que los transportarán hasta sus casas.

Unas 20 personas del grupo serán llevadas a un albergue al no tener un lugar inmediato para alojarse.

El grupo de refugiados se embarcó voluntariamente el 2 de enero después de vivir hasta diez años, algunos de ellos, en el campamento de Buduburam, en Ghana. El barco El-Shaddai, de registro nigeriano, tuvo fallas en los motores y quedó a la deriva durante cuatro días a unos cinco kilómetros al suroeste de la costa de Liberia, cerca de la frontera de este país con Cote d´Ivoire.

El viernes pasado, los marineros holandeses de la UNMIL alcanzaron al El-Shaddai, y asistieron a los liberianos –cuyas provisiones se habían terminado- con alimentos, agua y cuidados médicos. El equipo de la UNMIL determinó que el barco no podía ser reparado y transfirió a los refugiados a su buque.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android