El Programa Hambre Cero se desarrolla con éxito en Brasil

24 Junio 2003

El Ministro brasileño para la Seguridad Alimentaria y la lucha contra el Hambre, afirmó este martes que en su país ese flagelo no se acabará con fórmulas mágicas ni con la aplicación de recetas universales.

En la sede de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) en Roma, José Graciano da Silva afirmó que el hambre terminará en Brasil cuando se eliminen sus causas estructurales.

Al hacer un balance del Programa Hambre Cero, puesto en vigor por el Presidente José Ignacio Lula Da Silva, Graciano explicó que éste no sólo persigue acabar con el hambre, sino implementar una política de seguridad alimentaria para todos los brasileños.

“Eso quiere decir, primero, que consideramos que la alimentación es un derecho de todos, lo queremos inscribir en la constitución. Segundo, el programa combina un reconocimiento de la necesidad de acciones de emergencia, pero reconoce que las causas fundamentales del hambre son estructurales y proponen reformas de fondo en la economía como la reforma agraria... e incluso planteamos junto a la FAO un esfuerzo internacional para quitar algunas trabas a la producción agrícola mundial”, puntualizó el funcionario.

Según el Ministro, desde que comenzó el programa Hambre Cero, muchas madres de familia en localidades del nordeste afectadas por la sequía se han beneficiado de una ayuda monetaria de 20 dólares mensuales para la adquisición de alimentos.

El estado también ha comenzado a apoyar la producción agrícola familiar en estas zonas mediante créditos, asistencia técnica, y la compra de la producción

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android