UNODC

La corrupción la sufren los que menos pueden permitírsela

La sociedad no puede funcionar de manera equitativa y eficiente cuando los funcionarios públicos, desde los médicos hasta la policía, los jueces y los políticos, se enriquecen en lugar de desempeñar sus funciones con integridad, ha asegurado António Guterres, que ha ofrecido el apoyo de las Naciones Unidas para acabar con esta lacra.