UNICEF

Una de cada cuatro víctimas de la mutilación genital femenina la sufrió en centros sanitarios

La mutilación autorizada por el médico sigue siendo una mutilación, recuerdan las agencias de la ONU. Los profesionales sanitarios cualificados que practican la ablación violan los derechos fundamentales, la integridad física y la salud de las niñas. Su medicalización no la hace más segura, moral o defendible.