trabajadores domésticos

Entre el 25 y el 50% de los trabajadores domésticos en América perdieron su empleo durante la pandemia de COVID-19

Una década después de la histórica adopción del Convenio sobre las trabajadoras y los trabajadores domésticos, la pandemia del coronavirus ha empeorado en muchos casos las condiciones laborales de los empleados en este sector, indica un nuevo informe del organismo de la ONU especializado en la esfera laboral.

Las trabajadoras domésticas, en jaque por el coronavirus

Más de 55 millones de empleados domésticos, de los que 37 millones son mujeres, afrontan una difícil situación por las medidas de distanciamiento físico impuestas por la pandemia. A ello se añade un problema estructural del sector: la falta de cobertura efectiva de la seguridad social. Muchos de esos trabajadores han quedado ahora expuestos a los abusos de los empleadores e, incluso, de los traficantes de personas.