sanidad universal

El primer Día Internacional de Preparación ante las Epidemias se celebra en un escenario que muchos temían se cumpliera

El viejo refrán nos lo recuerda: más vale prevenir que curar, lo que en términos económicos se traduce en invertir en una cobertura de sanidad universal que cuente con unos sistemas de salud mejor preparados ante la posibilidad de cualquier emergencia. Como señala el titular de la ONU, esa inversión cuesta muchos menos que tener que construir nuevas unidades de urgencia en los hospitales y adoptar medidas económicas perentorias. 

Coronavirus: Levantar el confinamiento demasiado rápido puede llevar a un resurgimiento letal del contagio

El responsable de la agencia de la ONU encargada de velar por la salud pública señala que esta está trabajando con los países en diseñar estrategias para la suspensión gradual y segura de las medidas de confinamiento para contener el COVID-19. Mientras tanto, la pandemia parece desacelerarse en países como Italia y España, y acelerarse en otros, como los del continente africano.

Todos los países tendrían que asignar un 1% adicional a sus presupuestos de sanidad

Esto salvaría millones de vidas y aumentaría las expectativas de vida. “La cobertura de salud universal es un objetivo ambicioso pero alcanzable con un compromiso político firme”, señaló el director general de la Organización Mundial de la Salud.

Se necesita invertir para que la hepatitis deje de ser una amenaza de salud pública

Según un  estudio que la Organización Mundial de la Salud ha publicado en la revista médica especializada Lancet Global Health, si se invirtieran 6000 millones de dólares anuales para erradicar la dolencia en 67 países de pequeños y

Audio -
1'43"

Para terminar con el sida, se necesita la cobertura sanitaria universal

El mundo no está en el camino correcto para alcanzar el objetivo de eliminar el sida como una amenaza de salud pública en 2030. Las nuevas infecciones de VIH registraron un aumento del 29% en Europa del Este y Asia Central, del 10% en Oriente Medio y África del Norte y del 7% en América Latina. Los expertos piden repensar la respuesta a la epidemia.