salud sexual

Es urgente restablecer los servicios de salud sexual y reproductiva perdidos con la pandemia de COVID-19

Con los confinamientos y restricciones impuestos a causa del COVID-19, los países interrumpieron o acabaron con la atención de la salud materna e infantil y suspendieron el ejercicio de los derechos a la salud sexual y reproductiva. Es imperativo que los gobiernos los restauren de inmediato, afirma una experta de la ONU.

Bolivia: un Comité de derechos humanos insta a garantizar el uso de las lenguas indígenas en los espacios públicos

La revisión del país por el grupo de expertos en derechos humanos también pide adaptar los planes de estudio a la realidad de los pueblos originarios y a otorgarles seguridad jurídica real sobre sus tierras, territorios y recursos naturales, así como a consultarlos con respecto a la explotación de esos recursos.

La ONU pide 187,3 millones de dólares para ayudar a Haití a recuperarse del terremoto

Más de la mitad del dinero solicitado, unos 120 millones de dólares, se destinarán a tres partidas: seguridad alimentaria, educación y refugio. De los 183 millones de dólares del llamamiento, el Fondo de Población de las Naciones Unidas solicita 9,2 millones para servicios y suministros de salud sexual y reproductiva que servirán, entre otras muchas necesidades, para atender a las 22.000 mujeres que se calculan darán a luz el próximo trimestre.

Naciones Unidas alerta sobre la falta de 900.000 parteras a nivel mundial

De llevarse a cabo una cobertura universal en partería hasta el año 2035 se evitarían aproximadamente dos tercios de las muertes maternas, de recién nacidos y de niños que nacen muertos, salvando 4,3 millones de vidas al año.