refugiados

Un súper ciclón amenaza a India y Bangladesh en medio de la pandemia de coronavirus

La tormenta equivalente a un huracán de categoría 5 se acerca a las áreas costeras de la Bahía de Bengala. Los expertos advierten de marejadas ciclónicas de hasta cuatro o cinco metros de altura que causará inundaciones, y lluvias que amenazan los campamentos de refugiados en Bangladesh. Unos tres millones de personas han sido evacuadas, y el distanciamiento social para prevenir el COVID-19 está en riesgo.

San Marcos, en Guatemala, y su lucha por proteger a los migrantes retornados del estigma del coronavirus

Los migrantes que vuelven al hogar desde el extranjero también necesitan ayuda para su reintegración, más en medio de una pandemia. Muchos sufren el rechazo al ser acusados de portar el coronavirus. Con el apoyo de la agencia de la ONU para las migraciones, la municipalidad de San Marcos ha puesto en marcha una política para contrarrestar los estereotipos y la discriminación que sufren los retornados, incluida la que viven en la atención sanitaria.

Los refugiados y migrantes venezolanos tienen cada vez más dificultades para sobrevivir en medio de la pandemia

Muchos son incapaces de cubrir sus necesidades básicas, están sufriendo falta de vivienda y comida mientras son sometidos cada vez más a la xenofobia en sus países de acogida. La situación les ha obligado a algunos a regresar a Venezuela, potencialmente de forma irregular y peligrosa debido al cierre de fronteras como medida de prevención del coronavirus. 

La pandemia del coronavirus no detiene a quienes huyen a México de la violencia y la persecución

Mientras que varios países en América Latina y en el resto del mundo han cerrado sus fronteras y restringido los movimientos para contener la propagación del coronavirus, en México se continúan registrando nuevas solicitudes de asilo de personas que huyen de la persecución y de situaciones de violencia brutales, lo que les permite encontrar un lugar seguro.

Los migrantes, vulnerables ante el cierre de fronteras en Centroamérica por el coronavirus

Los equipos de derechos humanos de la ONU en la región centroamericana y en México piden que se proteja a los migrantes, refugiados y desplazados, así como otras personas en movimiento que se han quedado atrapados por la crisis del COVID-19, muchos en condiciones de hacinamiento y sin acceso a la salud y otros derechos humanos.

Perú y la ONU se alían para ayudar a los refugiados y migrantes venezolanos afectados por el coronavirus

Cinco mil familias en situación vulnerable reciben a través de las Naciones Unidas canastas de comida proporcionadas por el sector privado. La ayuda contribuirá a la vez a mantener protegido al Perú, ya que estas personas podrán quedarse en casa y mantener la distancia física tan imprescindible para frenar la propagación del COVID-19.

El coronavirus, una nueva amenaza para los migrantes y refugiados venezolanos

Millones de refugiados y migrantes venezolanos han quedado en una situación todavía más vulnerable con la llegada de la pandemia de COVID-19 y necesitan ayuda para sobrevivir. Las agencias de la ONU están apoyando a las autoridades nacionales para atender a los venezolanos y sus comunidades de acogida.

Toda persona tiene derecho a cuidados médicos si se infecta con el coronavirus: es un derecho humano

No debe haber excepciones cuando un enfermo de COVID-19 necesite servicios de salud para salvar la vida, dijeron los expertos de la ONU en derechos humanos, agregando que la crisis debida al coronavirus precisa abordarse respetando todas las garantías fundamentales, incluyendo a todos los colectivos: personas mayores, minorías, pueblos indígenas, desplazados, personas pobres, presos, indigentes, migrantes, adictos a las drogas y personas LGTBI. 

La pandemia de coronavirus es una prueba para nuestros sistemas, valores y humanidad

La crisis expondrá la medida en que los beneficios de décadas de progreso social y económico han llegado a los más vulnerables, han asegurado la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, y el líder de la Agencia de Refugiados, Filippo Grandi, en un mensaje conjunto a la humanidad, en el que señalan que cómo respondamos a esta crisis ahora sin duda dará forma a esos esfuerzos en las próximas décadas.

Tras las protestas de 2018, unas 4000 personas al mes siguen huyendo de Nicaragua

Casi dos años después de que Nicaragua se viera sumida en una grave crisis social y política, más de 100.000 personas han huido del país centroamericano y buscado asilo en el extranjero. La ONU cree que la cifra seguirá aumentando.