refugiados

“Tenemos el deber de ayudar a los refugiados a reconstruir su vida”: Guterres

La pandemia ha tenido un impacto desproporcionado en ese colectivo, dice el líder de la ONU. En América Latina, un espectáculo virtual aboga por la inclusión de todas las personas desplazadas dentro o fuera de su país.

Unos 2000 venezolanos siguen cruzando a diario la frontera con Colombia

Pese al cierre fronterizo provocado por la COVID-19, miles de personas vulnerables y especialmente afectadas por la crisis sanitaria y socioeconómica abandonan Venezuela todos los días. Estos migrantes y refugiados necesitan urgentemente un mayor apoyo de la comunidad internacional, destacan dos agencias de la ONU de cara a una conferencia de donantes que tendrá lugar la próxima semana.

Los refugiados de más edad en Latinoamérica sufren mayor discriminación y abusos

Las personas mayores que están en situación de desplazamiento forzado se han encontrado durante mucho tiempo en abandono y sin protección suficiente. Muchos de ellos no tienen un acceso regular a los alimentos, la vivienda o la atención sanitaria. Sin embargo, muchos aún tienen sirven de sostén de sus hogares y cuidar de otros miembros de la familia.

Brasil impulsa la integración de refugiados y migrantes venezolanos, pero aún quedan muchos retos por superar

Si bien el marco jurídico brasileño es favorable, muchas de estas personas enfrentan obstáculos en el acceso a servicios sociales, el mercado laboral formal y el sistema educativo Un estudio de agencias de la ONU indica que los niños venezolanos tienen un 53% menos de probabilidades de ir a la escuela en Brasil, y que los adultos trabajan más, pero cobran menos que sus contrapartes brasileñas. 

Las reubicaciones en Brasil ofrecen dignidad y esperanza a miles de venezolanos

El programa del país sudamericano tiene por objetivo reducir la presión sobre las comunidades fronterizas de acogida y fomentar la integración. Las reubicaciones han mejorado la calidad de vida de un 20% de los migrantes venezolanos en Brasil. Las agencias de la ONU especializadas en migrantes y refugiados califican el plan nacional como modélico.

Las solicitudes de asilo en México baten su récord en marzo

Más de 22.000 personas, procedentes de Honduras, Guatemala, El Salvador, Guatemala, Cuba, Haití y Venezuela, han solicitado asilo en México desde enero de 2021. Entre 2014 y 2019, se registró un aumento del 3000% en las aplicaciones. La ONU está en el terreno colaborando con las autoridades mexicanas para procesar los casos y ayudar humanitariamente a los solicitantes mientras esperan. 

En primera persona: Yemen “no puede permitirse el lujo de preocuparse por el coronavirus”

La situación en Yemen es realmente terrible. Hambre, guerra, pobreza generalizada y enfermedades transmisibles de las que el COVID-19 es solo una, asegura una representante de la agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados.

 

Bachelet alerta de una posible nueva ola de movilizaciones sociales en América Latina

Los efectos de la COVID-19 están ahondando la crisis socioeconómica y humanitaria en la región, debido a las desigualdades estructurales que ya existían, asegura la responsable de la ONU de velar por los derechos humanos en el mundo. Por ellos, alentó a todos los Estados a tomar medidas para evitar que se produzca un mayor deterioro de la situación.

España muestra su compromiso con los refugiados y migrantes latinoamericanos

La pandemia por COVID-19 ha causado un impacto desorbitado en los refugiados y desplazados que viven en situación de vulnerabilidad en la región. La ayuda de la Agencia Española servirá para consolidar los sistemas de asilo nacionales. Además, busca impulsar oportunidades relacionadas con la inclusión económica para estas personas en el contexto de la COVID-19.

Desalojados y en la indigencia, la dura realidad de muchos migrantes venezolanos durante la pandemia de COVID-19

Cerca del 40% de los venezolanos refugiados y migrantes han sido desalojados durante la pandemia, un 38% más está en riesgo de perder su hogar en su país de acogida, y la mayoría de ellos no ha recibido ninguna ayuda de los gobiernos antes o después del desalojo, asegura un estudio realizado por varias agencias de la ONU y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.