pobreza

El crecimiento económico no basta para que la región de Asia-Pacífico logre la Agenda 2030

Más del 50% de las mujeres de la región están excluidas en la toma de decisiones críticas relacionadas con su salud, mientras los pobres no tienen acceso a la propiedad de la tierra. La desigualdad constituye otro de los grandes obstáculos para lo consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Dos tercios de la población mundial no tiene seguridad social adecuada

Además, más de la mitad de la población tampoco tiene acceso a la atención sanitaria básica. La pobreza sigue estando generalizada y la de los trabajadores sólo se reduce lentamente. En 2017, más de 700 millones de trabajadores vivían en la pobreza extrema o moderada. Mientras, la desigualdad sigue aumentando, con marcadas diferencias de ingresos entre ricos y pobres.

Más de 2000 millones de personas no tienen acceso a agua potable ni saneamiento básico

Las personas más vulnerables no cuentan con servicios de agua y a veces tienen que recorrer distancias muy largas para conseguirla, o pagar de 10 a 20 veces más por ella en comparación con sus vecinos ricos. Además, el derecho al agua se relaciona con la discriminación por motivos de género, edad y condición social. La ONU hace un llamado a los Estados para que pongan en práctica políticas que garanticen estos servicios para todos.