pandemias

El mundo no estaba preparado para la COVID-19, ni lo está para una próxima epidemia global

Un nuevo estudio de Junta de Monitoreo de la Preparación Mundial revela que invertir en la preparación para posibles pandemias conlleva enormes beneficios y deja ver que se necesitarían 500 años para gastar en preparación una cantidad similar a la que el mundo está perdiendo actualmente por el coronavirus. El mundo no puede permitirse este periodo de pánico y abandono, destaca el estudio.