Nicaragua

Sin afrontar las grandes desigualdades, no se podrán solucionar los temas más importantes

La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos aseveró que la desigualdad es una moneda corriente en todo el mundo ya que “incluso en los Estados prósperos las personas se sienten excluidas de los beneficios del desarrollo y privadas de sus derechos económicos y sociales lo que conduce a la alienación, el malestar y, a veces, a la violencia”.