MARES

La Conferencia sobre los Océanos puede cambiar el rumbo para protegerlos

El uso insostenible y el abuso de los recursos oceánicos, junto con el cambio climático y la contaminación amenazan la capacidad de nuestros océanos para abastecernos.

Los microplásticos en el pescado y los mariscos, ¿deberíamos preocuparnos?

Más de 220 especies diferentes ingieren desechos microplásticos en condiciones naturales, muchas de ellas consumidas por humanos, como mejillones, ostras, almejas y camarones. Un grupo de expertos de la ONU evaluó el impacto potencial de los microplásticos y los contaminantes asociados sobre la salud de los consumidores, y las implicaciones ecológicas para los organismos acuáticos.

Un desierto acuático

Algunas partes de nuestros océanos son menos visitadas que el espacio exterior. Con 11.035 metros de profundidad, la fosa de las Marianas es tan inhóspita que solo tres personas han estado allí. Incluso, la superficie de Marte está mapeada en mucho más detalle que la mayoría de los océanos.

Pese a ser los pulmones del planeta, los océanos son la última prioridad de los gobernantes

La contaminación, el aumento de la pesca excesiva, la acidificación, el calor sin precedentes, el ruido subacuático, el adelgazamiento del hielo marino en el Ártico y el Antártico han puesto a nuestros mares y océanos en un riesgo sin precedentes. António Guterres alerta de que el mundo se enfrenta a una emergencia y pide que la comunidad internacional les otorgue prioridad.

O nos divorciamos del plástico, o nos olvidamos del planeta

Si no se toman medidas, para el 2050 existirán cerca de 12.000 millones de toneladas de desechos plásticos repartidos en vertederos y en el océano. En el Día Mundial del Medio Ambiente, te invitamos a decirle “no más” a este material y te mostramos qué está haciendo América Latina y el Caribe para controlar su producción y consumo.