hambre

Nuestros sistemas alimentarios están fallando y la pandemia del coronavirus agrava la situación

Si no se toman medidas inmediatamente habrá una emergencia alimentaria mundial con repercusiones de largo plazo para cientos de millones de personas, alerta el líder de las Naciones Unidas y llama a movilizar recursos para salvar vidas donde el riesgo es más grave, además de pedir el reforzamiento de los sistemas de protección social para la nutrición. La crisis generada por el COVID-19 aumentará rápidamente la cantidad de personas que sufren hambre o desnutrición.

La pandemia del coronavirus puede duplicar el número de personas que padecen hambre extrema

Alrededor de 135 millones de personas estaban en esa situación en todo el mundo en 2019. Venezuela, con 9,3 millones de personas es el cuarto país con inseguridad alimentaria aguda necesitadas de asistencia urgente. La ONU advierte que, si no se toman medidas, se pueden enfrentar múltiples hambrunas de proporciones bíblicas en unos pocos meses.

La obesidad se triplica en América Latina por un mayor consumo de ultraprocesados y comida rápida

Las cifras son abrumadoras: 105 millones de personas padecen obesidad; un 24% de la población de la región, que se coloca así a la cabeza de la ingesta excesiva de calorías en todo el mundo. Mientras tanto, el hambre, la otra cara de la malnutrición, ha crecido un 11% desde 2014 y afecta ya a 42,5 millones de latinoamericanos.

Un puñado de multimillonarios define el destino del mundo, denuncia Evo Morales

La concentración de la riqueza mundial en unas cuantas manos es insultante, inmoral e inaceptable, dice el presidente de Bolivia, quien considera que el problema de fondo de la inequidad y la pobreza es el sistema capitalista. Evo Morales advierte que el actual modelo económico pretende mercantilizar todo para acumular más capital y afirma que este panorama hace a las Naciones Unidas más relevantes que nunca para consolidar un mundo multipolar con reglas comunes.