hambre

La ONU propone la creación de un “bono contra el hambre” en América Latina

Un nuevo informe de dos agencias de las Naciones Unidas propone un “bono contra el Hambre” además de un ingreso mínimo de emergencia para evitar que la crisis sanitari del COVID-19 se convierta en una crisis alimentaria que haga retroceder a la región 20 años de desarrollo y empuje a millones más al hambre y la pobreza. 

Nuestros sistemas alimentarios están fallando y la pandemia del coronavirus agrava la situación

Si no se toman medidas inmediatamente habrá una emergencia alimentaria mundial con repercusiones de largo plazo para cientos de millones de personas, alerta el líder de las Naciones Unidas y llama a movilizar recursos para salvar vidas donde el riesgo es más grave, además de pedir el reforzamiento de los sistemas de protección social para la nutrición. La crisis generada por el COVID-19 aumentará rápidamente la cantidad de personas que sufren hambre o desnutrición.

Yemen: Los donantes internacionales prometen 1350 millones de dólares para atender la crisis humanitaria

Más de cinco años de conflicto han dejado a los yemenitas “colgando de un hilo, su economía se desgarra” y sus instituciones están “al borde del colapso”, dijo el jefe de la ONU en una conferencia virtual para recabar fondos que ayuden a aliviar la crisis humanitaria en Yemen, en la que llamó a la solidaridad con una de las poblaciones más pobres y vulnerables.

Una pandemia de hambre amenaza a América Latina por la crisis del coronavirus

Si no se toman medidas 10 millones de personas más podrían ser empujadas a la pobreza y el hambre en 11 países de la región. Aún hay tiempo de evitar que millones de personas en la región sufran, advierte la agencia de alimentación de la ONU, que pide ayuda urgente.

Las ciudades deben garantizar la comida a los más vulnerables durante el cierre por el coronavirus

La agencia de la ONU especializada en la alimentación urge a asegurar que los residentes más vulnerables de las zonas urbanas cuenten con acceso a comida durante los cierres debidos a la pandemia del coronavirus, para así evitar el aumento del hambre y el número de muertos. En América Latina, las ciudades encuentran formas de mantener funcionando los suministros de alimentos peses a las restricciones de movimiento.

La pandemia del coronavirus puede duplicar el número de personas que padecen hambre extrema

Alrededor de 135 millones de personas estaban en esa situación en todo el mundo en 2019. Venezuela, con 9,3 millones de personas es el cuarto país con inseguridad alimentaria aguda necesitadas de asistencia urgente. La ONU advierte que, si no se toman medidas, se pueden enfrentar múltiples hambrunas de proporciones bíblicas en unos pocos meses.

Parlamentarios de América Latina llaman a mantener el suministro de alimentos durante pandemia de coronavirus

Más de 500 parlamentarios recordaron que no todos los habitantes de la región tienen los medios necesarios para alimentarse adecuadamente durante el periodo de cuarentenas impuesto para contener el avance del COVID-19.

Las restricciones al comercio por el coronavirus no deben afectar nuestros alimentos

Expertos advierten que posibles medidas de comercio por el coronavirus COVID-19, pueden dar lugar a un mayor desperdicio de alimentos, y piden que no interrumpan la cadena de suministro, que afectaría a los más vulnerables. Las restricciones de exportación podrían causar una subida de precios a largo plazo.  

Sudán del Sur: el Gobierno y los grupos armados matan de hambre a la población

El hecho de destruir las cosechas o de impedir el acceso al agua puede constituir un crimen de guerra, señala una investigación del Consejo de Derechos Humanos. Tales prácticas han exacerbado considerablemente la hambruna en diferentes partes del país, que además se enfrenta a una precaria situación alimentaria.

La caridad no debe confundirse con el derecho a la alimentación, asegura experta independiente

Italia es una potencia gastronómica en la que no todos tienen garantizada la comida y muchas personas dependen de bancos de alimentos y organizaciones benéficas, asegura una relatora especial que tras visitar el país revela un complejo sistema alimentario en el que alrededor de medio millón de migrantes trabajan en la agricultura, bajo unas duras condiciones laborales y salariales que los convierten en uno de los grupos más vulnerables de la nación europea.