guatemala

“En México, podemos dormir tranquilos”

Más de 3000 niños centroamericanos han cruzado a México en las últimas dos semanas. Además de las secuelas de un viaje largo y agotador, los menores sufren las consecuencias psicológicas de la violencia de la que han sido testigos en sus países de origen. UNICEF les ofrece comida y duchas, pero también apoyo psicológico.