fumar

Una cirugía, la oportunidad para dejar el tabaco

Fumar puede demorar la curación, causar infecciones y hasta complicaciones pulmonares y respiratorias que pueden llegar a ser mortales después de una cirugía. Un nuevo estudio invita a los pacientes a conocer estos riesgos y dejar el tabaco antes de someterse al bisturí.

Los Gobiernos deben aumentar los servicios de ayuda para dejar de fumar

Dejar el tabaco es una de las mejores cosas que uno puede hacer por su salud; animar a tomar esa decisión es un servicio que deben prestar los Estados. Alrededor de 1100 millones de personas siguen fumando en todo el mundo, en su gran mayoría en países de bajos y medianos ingresos.

Fumar es un problema de desarrollo

Las medidas contra el tabaco funcionan, pero muy despacio en los países menos desarrollados. La Organización Mundial de la Salud ha reconocido que se han hecho “grandes avances” en abordar el consumo del tabaco, pero se necesita hacer más para superar los intentos de la industria para “eludir” las regulaciones internacionales.