discurso del odio

Con la expansión de la COVID-19, debemos inmunizar a las sociedades contra el virus del odio

La pandemia sigue desatando una oleada de odio y xenofobia, buscando chivos expiatorios y fomentando el miedo, asegura el titular de la ONU. La clase política, las instituciones educativas, los medios de comunicación y la sociedad civil deben luchar contraponer valores como la solidaridad, el respeto, el tratarse con dignidad y amabilidad los unos a los otros, y la difusión de información veraz.

No nacemos con odio, por lo tanto, la intolerancia se puede prevenir y olvidar

En el aniversario de la “noche de los cristales rotos”, el titular de la ONU asegura que hay que mantener una vigilancia continua para evitar los discursos que incitan al odio, que se extienden más allá del antisemitismo y alcanzan otras religiones, así como a los migrantes y refugiados.

Expertos piden a empresas y redes sociales no servir como plataformas del odio y la violencia

Preocupados por las figuras públicas que deshumanizan a los migrantes y a otros grupos minoritarios, los expertos recuerdan que generalizar y describir a grupos enteros de personas como peligrosos o inferiores ha conducido en el pasado a tragedias catastróficas.

Los líderes religiosos tienen un destacado papel para acabar con la polarización

Ante la ola de islamofobia, antisemitismo y racismo que se extiende por el mundo, el titular de la ONU cree que los líderes religiosos pueden reparar las fisuras que crea el discurso del odio y recuerda que todas las religiones están de acuerdo en que Dios prohíbe matar.