contaminación

Guatemala se une a la campaña Mares Limpios

Guatemala se adhirió este jueves a la campaña Mares Limpios de las Naciones Unidas.  La iniciativa busca acabar con la acumulación de basura en los océanos del planeta, con especial a atención a los residuos plásticos. 

Pese a ser los pulmones del planeta, los océanos son la última prioridad de los gobernantes

La contaminación, el aumento de la pesca excesiva, la acidificación, el calor sin precedentes, el ruido subacuático, el adelgazamiento del hielo marino en el Ártico y el Antártico han puesto a nuestros mares y océanos en un riesgo sin precedentes. António Guterres alerta de que el mundo se enfrenta a una emergencia y pide que la comunidad internacional les otorgue prioridad.

Salvar los océanos está en nuestras manos

Desde llevar tu propia botella de agua hasta ser voluntario para una limpieza local, todos debemos hacer algo para evitar que los desechos plásticos lleguen a nuestras aguas, dijo el Secretario General de la ONU António Guterres en su mensaje para el Día Mundial de los Océanos.

Un clima cada vez más extremo

Varias agencias meteorológicas informan de que los fenómenos climáticos extremos y de gran repercusión continuarán durante el mes de mayo. Estos incluyen el deshielo en las zonas polares y el aumento de las temperaturas y las precipitaciones intensas.

La contaminación en América Latina: bajar la temperatura o aumentar las muertes

La región se enfrenta a un dilema climático. La aplicación de medidas para disminuir de ahora al 2050 las emisiones de contaminantes de corta vida, como el carbono negro, puede reducir el calentamiento del continente en casi un grado centígrado y disminuir en más del 20 % la tasa de mortalidad por contaminación del aire. De lo contrario, si no se toman medidas, la mortalidad por esta causa se duplicará.

Ecuador combate la marea de plástico

El plástico constituye un flagelo que azota de forma continua la salud de los océanos, incluso en los lugares más remotos del planeta, como las Islas Galápagos. El director regional del Programa de la ONU para el Medio Ambiente elogia los esfuerzos de Ecuador para acabar con el problema.