conflictos

El mundo le falló otra vez a los niños en 2018

Los niños que viven en países en guerra han sido atacados, utilizados como escudos humanos, asesinados, mutilados o reclutados para luchar. La violación, el matrimonio forzado y el secuestro se han convertido en tácticas estándar en los conflictos desde Siria hasta Yemen, y desde la República Democrática del Congo hasta Nigeria, Sudán del Sur y Myanmar.

Los recursos naturales causaron más del 40% de las guerras de los últimos sesenta años

Ese terrible porcentaje puede crecer, exacerbado por el cambio climático, ha advertido el Secretario General de la ONU. El crecimiento de la población, el consumismo y la degradación medioambiental también están poniendo una presión insostenible sobre recursos naturales como el petróleo, el agua, la tierra o ciertos minerales.

La violencia de la guerra no perdona a nadie, mucho menos a las mujeres y las niñas

El auge y resurgimiento de la violencia de género en medio de los conflictos continúa a pesar de que desde hace 10 años el Consejo de Seguridad lo tiene catalogado como una seria amenaza para la paz.

Los niños, víctimas de los conflictos armados

Los niños son unas de las principales víctimas de los conflictos armados. Muchos de ellos fallecen o resultan heridos a causa de la violencia, otros sufren serios traumas que dificultan su desarrollo y algunos se ven obligados a tomar parte en la batalla.

Audio -
4'5"

Armas pequeñas, problemas grandes

La violencia armada hace más acentuada la pobreza, obstaculiza el acceso a los servicios sociales y supone un gasto mayúsculo para los sistemas de sanidad, además de frenar el crecimiento de los países; sin embargo, el lucrativo negocio de las armas pequeñas inunda el mundo con unos 900 millones de ellas, la gran mayoría en manos de civiles.