conflictos

2018 se convierte en el año con más niños muertos y heridos en guerras

El año pasado, 12.000 menores murieron o sufrieron graves heridas en una veintena de conflictos. Además, otros 7000 niños fueron reclutados a la fuerza. Los funcionarios de la ONU aseguran que es descorazonador conocer estas noticias. No obstante, las cifras son conservadoras, ya que los recortes presupuestarios en las misiones de paz de la ONU ordenadas por los Estados han mermado la capacidad para supervisar la situación.

La violencia sexual en conflictos es “una mancha” para toda la humanidad

Además del dolor de las víctimas y, además, de suponer una amenaza a la seguridad colectiva, sus efectos pueden repercutir en las generaciones a través del trauma, el estigma, la pobreza, los problemas de salud a largo plazo y los embarazos no deseados.

Los trastornos mentales afectan al 22% de las personas que viven en zonas de conflicto

La salud mental se deteriora de manera alarmante en los habitantes de escenarios violentos, según un nuevo estudio que halló una alta incidencia de depresión, ansiedad y estrés post traumático, entre otras enfermedades, y que evidenció la necesidad de invertir en servicios de sanidad mental para la población afectada.

Los recursos naturales causaron más del 40% de las guerras de los últimos sesenta años

Ese terrible porcentaje puede crecer, exacerbado por el cambio climático, ha advertido el Secretario General de la ONU. El crecimiento de la población, el consumismo y la degradación medioambiental también están poniendo una presión insostenible sobre recursos naturales como el petróleo, el agua, la tierra o ciertos minerales.

La violencia de la guerra no perdona a nadie, mucho menos a las mujeres y las niñas

El auge y resurgimiento de la violencia de género en medio de los conflictos continúa a pesar de que desde hace 10 años el Consejo de Seguridad lo tiene catalogado como una seria amenaza para la paz.

Armas pequeñas, problemas grandes

La violencia armada hace más acentuada la pobreza, obstaculiza el acceso a los servicios sociales y supone un gasto mayúsculo para los sistemas de sanidad, además de frenar el crecimiento de los países; sin embargo, el lucrativo negocio de las armas pequeñas inunda el mundo con unos 900 millones de ellas, la gran mayoría en manos de civiles.

La reconciliación post-conflicto no puede imponerse desde fuera

El secretario general adjunto de la ONU para Asuntos Políticos, Jeffrey Feltman, manifestó hoy en el Consejo de Seguridad que el cese de hostilidades entre partes que luchan no significa el final de un conflicto, por lo que es necesario prestar más atención a los aspectos relativos a la reconciliación que, además, no puede imponerse desde fuera.