calentamiento global

Tres décadas perdidas en la lucha contra el cambio climático: el 2020 y el COVID-19 nos han dado un ultimátum

Desde hace 28 años, y cada vez con más preocupación, los científicos han advertido con datos sobre un clima cambiante y sus consecuencias. En 2020, el calentamiento global siguió aumentando, así como los desastres que conlleva, con lluvias y sequias extremas, incendios, aumento del nivel del mar, y entre otras cosas, una temporada récord de huracanes en Caribe. La pandemia de COVID exacerbó aún más el hambre, la pobreza y el desplazamiento que causa el cambio climático en un año que hizo estremecer al planeta. 

¿Volverán los barcos a llevar velas para reducir sus emisiones de carbono?

La industria naviera mundial genera cada año más de mil millones de toneladas de emisiones de carbono, casi el 3% del total mundial, una cantidad similar a la de la aviación. Par reducir esas emisiones de gases de efecto invernadero, se necesitan nuevos combustibles y fuentes de energía alternativas: la eólica es una de ellas, e históricamente impulsó el sector marítimo.

La economía circular: un modelo económico que lleva al crecimiento y al empleo sin comprometer el medio ambiente

Frente a un modelo económico despilfarrador que conduce al cambio climático, la economía circular ofrece un modelo que preserva la naturaleza y reduce las emisiones de gases de efecto invernadero. Alrededor del mundo, la banca privada, los bancos multilaterales de desarrollo y las instituciones de financiación del desarrollo han intensificado las inversiones en actividades de economía circular. En la actualidad, China y Europa son los líderes mundiales en la transición hacia la circularidad.

Eliminar el carbón de la red eléctrica es el paso más importante para lograr reducir el cambio climático

Esto significa que el uso global de carbón en la generación de electricidad debe para 2030 caer un 80% por debajo de los niveles en los que se usaba en 2010. Además, no es solo una medida ambiental adecuada, también lo es económicamente hablando: más de la mitad de la capacidad renovable agregada en 2019 logró menores costos en la generación de energía que las nuevas plantas de carbón más baratas.

Acabar con el COVID-19 y luchar contra el cambio climático entre las 10 prioridades del Secretario General de la ONU para 2021

El año 2021 debe ser el año en que cambiemos de velocidad y pongamos el mundo en la senda correcta, asegura el titular de la ONU. Para conseguirlo, es necesario antes que nada detener la pandemia de COVID-19, relanzar la economía de una forma que sea sostenible e inclusiva, y hacer la paz con la naturaleza, afrontando el cambio climático y la destrucción de la biodiversidad, todo siempre desde la unidad, la solidaridad internacional y el multilateralismo.

Más de la mitad de la población mundial reconoce que el cambio climático es una emergencia

La encuesta más grande realizada sobre el tema busca llevar la voz de la gente a la vanguardia del debate climático y señala formas en las que los países pueden avanzar con el apoyo público mientras se trabaja de manera conjunta para abordar la crisis. En América Latina más del 60% de los encuestados coincide en la importancia de la lucha contra el calentamiento global. También muestra que las personas con mayor nivel de estudios son las más conscientes de la gravedad de la situación.

El cambio climático también se combate desde los tribunales

En los últimos años han aumentado significativamente las denuncias de violaciones a los derechos climáticos derivados del derecho a la vida, la salud y la alimentación y el agua, así como la ineficacia de los Gobiernos para hacer cumplir sus compromisos sobre mitigación climática y las mentiras de algunas compañías que pretenden ser ecológicas. En América Latina, por ejemplo, se han librado batallas legales en países como Colombia y Brasil para exigir que se proteja la Amazonía.

Guterres al Foro de Davos: Necesitamos el mayor y más rápido despliegue de vacunas que el mundo jamás haya visto

El titular de la ONU asegura que el camino más rápido para reabrir la economía es la vacunación de la población mundial de una forma equitativa. Para ello, se necesita que la producción de vacunas contra el COVID-19 aumente de forma masiva. También destaca que esa recuperación debe hacerse solidariamente a través de la cooperación internacional pues solo así se podrá hacer frente a las dos amenazas existenciales que afronta la humanidad: el cambio climático y la desaparición de la biodiversidad.

No actuar contra el cambio climático le costará muy caro a los países

El 2020 no fue solo el año de la pandemia, también fue el año de temperaturas récord y crecientes catástrofes del cambio climático: inundaciones, sequías, tormentas, incendios forestales y plagas de langostas. Actualmente el mundo se encamina hacia un aumento de temperatura de al menos 3°C este siglo, lo que solo intensificará estos desastres que tienen un costo económico de miles de millones de dólares, además del sufrimiento que infligen en los ecosistemas y las sociedades.

El mundo mantiene el optimismo respecto al futuro pese al cambio climático, la crisis de salud y la incertidumbre laboral

La encuesta global que la ONU realizó con motivo de su 75 aniversario revela la voluntad de participar en una acción conjunta que conduzca a un porvenir mejor para todos los habitantes del planeta. António Guterres destaca “el fuerte compromiso con el multilateralismo y la misión de las Naciones Unidas” expresado por más de 1,5 millones de personas en 193 países. “Ahora depende de nosotros -los Estados miembros y el Secretariado de la ONU- estar a la altura de las expectativas de la gente que servimos”, señala.