ablación

Una parte de mí… Un testimonio contra la mutilación genital femenina

“Me habrán arrancado la carne, pero nunca el corazón”, dice con determinación Abida Dawud, sometida a una ablación cuando apenas tenía siete días de vida. Ahora, junto con otras dos mujeres supervivientes de la mutilación genital femenina en Etiopía, cuenta su experiencia para concienciar contra esta práctica.

No es suficiente reducir la mutilación genital femenina, hay que erradicarla

En el Día Internacional de Tolerancia Cero con esta práctica, las Naciones Unidas llaman a acciones concretas para eliminarla y acabar con el dolor de decenas de millones de niñas alrededor del mundo que pasan por esa experiencia atroz y traumática, y que les deja consecuencias físicas y psicológicas para el resto de su vida.