Israel-Palestina: El Consejo de Seguridad votará un nuevo proyecto de resolución que pide aumentar la entrada de ayuda a Gaza

Miembros del Consejo de Seguridad de la ONU en una sesión sobre la situación en Gaza. (Foto de archivo)
ONU Noticias
Miembros del Consejo de Seguridad de la ONU en una sesión sobre la situación en Gaza. (Foto de archivo)

Israel-Palestina: El Consejo de Seguridad votará un nuevo proyecto de resolución que pide aumentar la entrada de ayuda a Gaza

Paz y seguridad

Después de intensas negociaciones durante toda la semana, los integrantes del máximo órgano de seguridad acuerdan el texto de una propuesta de resolución promovida por los Emiratos Árabes Unidos que pide una “suspensión urgente” de las hostilidades que permita un acceso seguro y sin obstáculos para aumentar la entrega de ayuda a los civiles en la Franja de Gaza. El proyecto se votaría este viernes.

En un día de actividad intensa dentro y alrededor del Consejo de Seguridad en la sede de la ONU en Nueva York, los embajadores de 15 miembros de ese órgano acordaron este jueves el texto de una resolución que busca suspender las hostilidades en Gaza y aumentar a gran escala la entrada de ayuda humanitaria a toda la Franja. El proyecto se votaría mañana viernes.

Los integrantes del Consejo se reunieron la tarde del jueves en consultas de última hora para intentar que Estados Unidos apoyara la propuesta de resolución que pretende un nuevo impulso al flujo y la velocidad de ayuda humanitaria para la gente de Gaza.

El último borrador sometido a voto en el Consejo fue vetado por Estados Unidos el 8 de diciembre. La Asamblea General de las Naciones Unidas entonces convocó una sesión que se celebró cuatro días después en la que los Estados miembros votaron por una abrumadora mayoría a favor de un alto el fuego humanitario inmediato. La resolución de la Asamblea no es vinculante, pero tiene una autoridad moral.

El Consejo negoció toda esta semana para encontrar un texto que evite un nuevo veto de Estados Unidos. Después de haber presentado un primer borrador que pedía un “cese de hostilidades”, ahora la propuesta exige una "suspensión" de los enfrentamientos para aumentar el acceso a ayuda vital.

Estados Unidos argumentó el martes y en sesiones anteriores que cualquier resolución debe condenar los ataques del grupo extremista Hamás del 7 de octubre, que provocaron la escalda mortal y sin precedentes del conflicto palestino-israelí, y que causaron alrededor de 1200 muertos en el sur de Israel y la toma de unos 240 rehenes por parte los militantes. Decenas de los rehenes permanecen cautivos en Gaza.

Algunos países críticos de la ofensiva de Israel han argumentado como respuesta que cualquier resolución que condene a Hamás debe condenar también la ocupación israelí y las miles de muertes de civiles resultantes de la acción militar de Israel desde el 7 de octubre.

Según los despachos de prensa, otro punto álgido entre los diplomáticos que negocian el proyecto de resolución ha sido el establecimiento de un mecanismo de seguimiento de la ONU que evalúe la eficacia de la entrega de ayuda a escala, y que sea independiente de las autoridades israelíes o de Hamás en Gaza.