Hasta 20 millones de personas del Cuerno de África pueden pasar hambre por la sequía

19 Abril 2022

La temporada de lluvias no ha traído de momento el agua esperada, por lo que la grave situación en Somalia, Kenya y Etiopía continúa deteriorándose. El Programa Mundial de Alimentos ha recibido solo un 4% de los fondos solicitados y se verá obligado a priorizar la ayuda humanitaria.

Hasta 20 millones de personas podrían pasar hambre este año en la región del Cuerno de África debido a las recientes sequías y la falta de suministros ocasionado por la guerra en Ucrania, advirtió el Programa Mundial de Alimentos.

El tiempo se agota, y Somalia se enfrenta a “un riesgo muy real de hambruna” en los próximos seis meses.

Mientras tanto, aproximadamente 7,2 millones de etíopes ya no están comiendo lo suficiente, y medio millón de kenianos están a un paso de niveles catastróficos de hambre y desnutrición.

Distribución de suplementos de emergencia para el ganado en forma de cubos altamente nutritivos para alimentar al ganado para pueda seguir suministrando leche, fuente de alimentos e ingresos para las comunidades de Isiolo, Kenya.
©FAO/ Giulio Napolitano
Distribución de suplementos de emergencia para el ganado en forma de cubos altamente nutritivos para alimentar al ganado para pueda seguir suministrando leche, fuente de alimentos e ingresos para las comunidades de Isiolo, Kenya.

Acción temprana

"Sabemos por experiencias pasadas que es vital actuar temprano para evitar una catástrofe humanitaria, pero nuestra capacidad para lanzar la respuesta se ha visto limitada debido a la presente falta de recursos“ dijo Michael Dunford,  director regional de África Oriental del Programa Mundial de Alimentos (PMA).

El Cuerno de África sufrió una sequía en 2016-2017, pero la asistencia humanitaria se amplió pronto, salvando así vidas y evitando una hambruna devastadora.

Desde el año pasado, el  PMA y sus socios humanitarios han estado advirtiendo que la sequía actual podría ser desastrosa si la comunidad internacional no actúa de inmediato.

Tres temporadas consecutivas de lluvias por debajo del promedio han llevado a un deterioro continuo de la seguridad alimentaria, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

La zona sur de Omo en Etiopía se enfrenta a una grave sequía.
PMA
La zona sur de Omo en Etiopía se enfrenta a una grave sequía.

Múltiples desafíos

El impacto se ha sentido en aquellos hogares que plantan cultivos o crían animales, dijo el doctor Chimimba David Phiri, coordinador subregional de la FAO para África Oriental, desde la capital de Etiopía, Addis Abeba.

Unos tres millones de cabezas de ganado han muerto en el sur de Etiopía y las regiones áridas y semiáridas de Kenya, informó, mientras que en Somalia, hasta el 30% de los rebaños de los hogares han muerto desde mediados de 2021.

“Además, más allá de la sequía, muchas de las áreas que nos preocupan han estado plagadas de conflictos e inseguridad, así como desafíos macroeconómicos y aumento de los precios de los alimentos y, recientemente, también por la langosta del desierto” dijo Phiri, en declaraciones a los periodistas en Ginebra.

Consecuencias del conflicto de Ucrania

La situación en el Cuerno de África también se ha visto agravada por las consecuencias de la guerra en Ucrania, ya que el costo de los alimentos y el combustible sigue aumentando.

El PMA  dijo que es probable que los países que sufren la sequía sean los más afectados. El costo de una canasta de alimentos ha aumentado, particularmente en Etiopía y Somalia, que dependen en gran medida de las importaciones de trigo provenientes de países de la región del Mar Negro.

Phiri agregó que la FAO también está preocupada por el bajo suministro de fertilizantes de la región del Mar Negro durante la segunda mitad del año.

“Creemos que la crisis de Ucrania le ha quitado algo de brillo a las necesidades de la región del Cuerno de África”, afirmó. “Es importante que el mundo, tenga en cuentalas necesidades de Ucrania, mientras consideran también las necesidades del Cuerno de África”.

Buscando más apoyo

Ambas agencias de la ONU están buscando una más apoyo económico a sus operaciones. Temen que, debido a la falta de fondos, será difícil enfrentar la catástrofe humanitaria que se avecina.

“Debemos actuar ahora sin remordimientos si queremos evitar una catástrofe humanitaria, y debemos aumentar significativamente nuestras inversiones en sistemas alimentarios resilientes”, añadió Phiri.

El  Programa Mundial de Alimentos solicitó fondos en febrero, pero recibió menos del 4% de lo que se necesitaba. Se requieren unos 473 millones dólares durante los próximos seis meses.

La agencia de la ONU para alimentación y la agricultura, la FAO, lanzó un plan de respuesta a la sequía de 130 millones de dólares en enero para ayudar a 1,5 millones de personas. Hasta la fecha se han recibido alrededor de 50 millones de dólares.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.