El presidente de la Asamblea General revela la agenda para 2022 y apela a la solidaridad y la esperanza

19 Enero 2022

“Insto a la comunidad mundial a volver a comprometerse con los principios de paz descritos en la Carta de las Naciones Unidas”, dice Abdulla Sahid y llama a los Estados a hacer realidad la equidad de acceso a las vacunas contra el COVID-19.

En medio del resurgimiento de la nueva ola de contagios de COVID-19, el presidente de la Asamblea General de la ONU enfatizó este miércoles la importancia de la solidaridad y el fomento de la esperanza, al describir sus prioridades para el tiempo que queda del 76º periodo de sesiones de ese órgano deliberativo.

Abdulla Shahid dijo a los Estados miembros que si el mundo quiere superar desafíos que incluyen la pandemia, la proliferación nuclear, el terrorismo y los conflictos internacionales, “debemos apreciar nuestra humanidad común y protegernos de los factores que impulsan los conflictos”.

“Insto a la comunidad mundial a volver a comprometerse con los principios de paz descritos en la Carta de las Naciones Unidas, a trabajar juntos con un espíritu de amistad para abordar los desafíos que se avecinan”, apuntó Shahid al comienzo de la primera reunión de 2022 en el recinto de la Asamblea General.

Equidad de acceso a las vacunas

Al describir las cinco prioridades de su autonominada “Presidencia de la Esperanza”, Shahid afirmó que el cinismo es un “camino hacia la inacción” que llevaría a la comunidad internacional a la complacencia y a una “falsa creencia de que nuestras acciones no importan”.

El diplomático urgió a la comunidad mundial hacer realidad su compromiso con la equidad de las vacunas como la única forma de recuperarse de la pandemia, y pidió una producción y distribución más rápidas de las inmunizaciones y la eliminación de las barreras para su implementación.

El “propósito de año nuevo” de Shahid, que exige igualdad en materia de vacunas, contó con el apoyo de unos 120 Estados miembros, por lo que convocará un evento de alto nivel el 25 de febrero para impulsar la vacunación universal contra el COVID-19.

Shahid señaló que las comunidades más afectadas por la pandemia a menudo residen en los Estados menos desarrollados, en desarrollo sin litoral y los pequeños Estados insulares en desarrollo, entre los que se cuenta su propio país, Maldivas.

Protección a la naturaleza

El líder en turno del máximo órgano de debate pidió estrategias económicas que se alineen con las prioridades ambientales globales y la preservación de los recursos naturales, y destacó un evento de alto nivel sobre recuperación sostenible del COVID-19 a través del turismo, programado para mayo próximo.

Con respecto a las necesidades del planeta, señaló que los peligros pueden no ser inminentes o aparentes en este momento, pero advirtió que “todos estamos en el mismo barco”.

“Tenemos la responsabilidad de actuar”, enfatizó, destacando que Maldivas es uno de los pequeños Estados insulares en desarrollo que se enfrenta a una extinción inminente este siglo si el nivel del mar continúa aumentando.

Tonga no está solo

El presidente de la Asamblea habló sobre Tonga, refiriendo que la erupción volcánica y el tsunami que siguieron el 15 de enero son un ejemplo de la devastación a la que se enfrentan a menudo los pequeños Estados insulares en desarrollo.

En este contexto, exhortó a la comunidad internacional a unirse para brindar toda la asistencia posible a Tonga, y ofreció sus condolencias a las familias afectadas.

Por otra parte, Shahid subrayó su trabajo sobre la igualdad de género y la importancia de defender los derechos humanos.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.