Hambrunas, Haití, recuperación del COVID-19… Las noticias del lunes

4 Octubre 2021

El mundo tiene que frenar las hambrunas masivas que se producirán si no llegan los fondos necesarios, alertaron varias agencias humanitarias de la ONU.  La resistencia de la población de Haití está “al límite. El Secretario General  advirtió que la recuperación de la crisis del COVID-19 está siendo “desigual” y amenaza con “dejar atrás a gran parte de la humanidad”.

Agencias alertan del riesgo de “hambrunas masivas” ante una inseguridad alimentaria “sin precedentes”

 El mundo tiene que actuar ya para frenar las hambrunas masivas que se producirán si no llegan los fondos necesarios, alertaron varias agencias humanitarias de la ONU.

En un evento virtual para conseguir más apoyos para luchar contra el hambre, los responsables de las agencias advirtieron de que el mundo enfrenta “niveles catastróficos de inseguridad alimentaria sin precedentes”, con más de medio millón de personas en condiciones de hambruna (fase 5 de Catástrofe/IPC) en Etiopía, Madagascar, Sudán del Sur y Yemen. En los últimos meses, poblaciones de Nigeria y Burkina Faso también han llegado a esas condiciones. Además, 41 millones de personas en todo el mundo están en niveles de emergencia (IPC 4), lo que supone un aumento del 50% en tan sólo dos años.

“Esos son 41 millones de personas llamando a las puertas de la hambruna. Podemos ignorarlo y les garantizo que tendremos hambrunas masivas, desestabilización masiva de naciones y migraciones masivas que costarán miles de veces más que abordar la emergencia ahora de la forma correcta”, dijo David Beasley, el director del Programa Mundial de Alimentos.

La falta de recursos ya ha obligado a las agencias humanitarias a reducir las raciones que entregan y a tomar difíciles decisiones para priorizar a los más vulnerables.

Haití está “al límite” dice la enviada de la ONU al Consejo de Seguridad

Al menos 1,5 millones de niños precisan asistencia humanitaria urgente en Haití
© UNICEF/Manuel Moreno Gonza
Al menos 1,5 millones de niños precisan asistencia humanitaria urgente en Haití

Haití está pasando por uno de los momentos más difíciles de su historia y la resistencia de la población está “al límite”, aseguró ante el Consejo de Seguridad la enviada especial del Secretario General a ese país.

Tras el asesinato del presidente y el devastador terremoto de agosto, las elecciones nacionales y locales han tenido que ser aplazadas.

“Solo se puede esperar que los líderes políticos y de la sociedad civil sigan trabajando juntos para encontrar terreno común en torno a un proyecto común que contribuya a fomentar un clima más apaciguado en el que se puedan tomar medidas decisivas y promulgar reformas esenciales”, dijo Helen La Lime.

Mientras tanto, la inseguridad “se ha disparado en Puerto Príncipe”, donde vuelven a aumentar los secuestros y las bandas han extendido su control a amplias zonas de la ciudad capital del país.

Además, miles de emigrantes están siendo deportados. En ese sentido, el canciller haitiano, Claude Joseph, aceptó las disculpas del Gobierno de Estados Unidos por el trato dado a los migrantes que cruzaron la frontera entre México y Texas.

“Para la mayoría de los observadores es difícil prever el fin de las crisis aparentemente interminables del país, que han llevado la resistencia del pueblo haitiano al límite”, sostuvo La Lime, que pidió a la comunidad internacional que siga apoyando al pueblo y al Gobierno haitianos.

La recuperación del COVID-19 amenaza con “dejar atrás a gran parte de la humanidad”

El Secretario General António Guterres durante su participación en la Conferencia de la ONU sobre Comercio y Desarrollo, en Bridgetown, Barbados.
ONU Barbados/Bajanpro
El Secretario General António Guterres durante su participación en la Conferencia de la ONU sobre Comercio y Desarrollo, en Bridgetown, Barbados.

El Secretario General  advirtió que la recuperación de la crisis del COVID-19 está siendo   “desigual” y amenaza con “dejar atrás a gran parte de la humanidad”.

Durante la inauguración de la 15ª Conferencia de las ONU sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), António Guterres subrayó que, aunque este año la economía mundial crecerá entre 5% y 6%, no es una buena noticia, porque los países más pobres están quedando al margen. Hasta el momento, el 80% de las inversiones para la reactivación económica se ha quedado en los países desarrollados, no en los que más lo necesitan, además de también han acaparado la vasta mayoría de las vacunas contra el COVID-19.

“Nos estamos moviendo en la dirección equivocada. Ante nuestros ojos se escapan décadas de progreso en el desarrollo que se han ganado con esfuerzo. Y los Objetivos de Desarrollo Sostenible corren el riesgo de fracasar. Necesitamos revertir esto con una recuperación global audaz, sostenible e inclusiva que beneficie a muchos, en lugar de a unos pocos; una que dé esperanza a la gente y cure a nuestro planeta”, enfatizó Guterres.

Todas las partes del conflicto en Libia pueden haber cometido crímenes contra la humanidad

Recuento de hombres en un centro de detención en la ciudad libia de Benghazi.
OCHA/Giles Clarke
Recuento de hombres en un centro de detención en la ciudad libia de Benghazi.

Civiles, prisioneros y migrantes y solicitantes de asilo han sido víctimas de crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad en Libia desde 2016, cometidos por todas las partes del conflicto, según una investigación encargada por el Consejo de Derechos Humanos.

La Misión Independiente de Investigación sobre Libia enumeró numerosas violaciones, desde la detención arbitraria hasta la tortura, pasando por el reclutamiento de niños soldados y los asesinatos en masa, que les dan "motivos razonables" para las acusaciones de crímenes de guerra.

"Los ataques aéreos han matado a decenas de familias. La destrucción de instalaciones relacionadas con la salud ha repercutido en el acceso a la asistencia sanitaria, y las minas antipersona dejadas por los mercenarios en zonas residenciales han matado y mutilado a civiles", dijo el presidente de la Misión, Mohamed Auajjar.

La Misión asegura que tanto el Estado como las milicias detienen arbitrariamente a cualquiera que sea una amenaza para sus intereses y les someten a “condiciones insoportables”. "La violencia en las cárceles libias se comete a tal escala y con tal nivel de organización que también puede equivaler a crímenes contra la humanidad”, dijo Tracy Robinson, una de las integrantes de la Misión.  

Las investigaciones también indicaron que los migrantes, solicitantes de asilo y refugiados son objeto de una letanía de abusos en el mar, en los centros de detención y a manos de los traficantes.

“Las violaciones contra los migrantes son cometidas a gran escala por agentes estatales y no estatales con una organización de alto nivel y con el estímulo del Estado. Todo ello sugiere la existencia de crímenes contra la humanidad", señaló Chaloka Beyani, otro de los miembros de la Misión.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.