Vacunas COVID, migrantes, palestinos... Las noticias del jueves

8 Abril 2021

Las vacunas contra el COVID-19 repartidas por COVAX, la iniciativa para lograr un reparto equitativo, han llegado a más de 100 países, 42 días después del primer envío. Casi tres millones de personas quedaron varadas, a veces sin acceso a la asistencia consular ni medios, por las restricciones impuestas por la pandemia. La Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA) considera “histórica” la decisión de Estados Unidos de reanudar la ayuda a la organización.  

COVAX logra entregar 38 millones de vacunas en más de 100 países en 42 días 

Las vacunas contra el COVID-19 repartidas por COVAX, la iniciativa para lograr un reparto equitativo, han llegado a más de 100 países, 42 días después del primer envío. 

COVAX ha distribuido más de 38 millones de dosis, mayoritariamente de AstraZeneca, pero también de Pfizer. De los 100 países y territorios que han obtenido vacunas, 61 son de bajos ingresos y no pagan por ellas. 

Se espera poder entregar dosis a todos los países que han solicitado vacunas en la primera mitad del año.

“Sin embargo, no es el momento de celebrar; es el momento de acelerar”, por la aparición de variantes, dijo la directora de UNICEF, una de las agencias que reparte las vacunas de COVAX. Henrietta Fore pide a los gobiernos que “tomen las medidas necesarias para aumentar el suministro, incluyendo la simplificación de las barreras a los derechos de propiedad intelectual, la eliminación de las medidas directas e indirectas que restringen las exportaciones de las vacunas COVID-19 y donación de las dosis de vacunas sobrantes lo antes posible”.

COVAX espera entregar al menos 2000 millones de dosis en 2021 para lo que seguirá “diversificando su portafolio de vacunas” y “anunciará nuevos acuerdos con fabricantes”. 

Las restricciones de viaje por la pandemia dejan a miles de migrantes varados sin asistencia 

IOM Guatemala/Jonathan Mazariegos
Caravana de migrantes hondureños en Guatemala.

Las restricciones de viaje durante la pandemia de COVID han sido particularmente duras para los refugiados y migrantes. A mediados de julio, casi tres millones de personas quedaron varadas, a veces sin acceso a la asistencia consular ni los medios para satisfacer sus necesidades básicas, según la agencia de la ONU para las migraciones. 

Durante el primer año de la pandemia hubo más de 111.000 restricciones de viaje y cierres de fronteras en todo el mundo que alcanzaron su punto máximo en diciembre de 2020. Estas medidas "han frustrado la capacidad de muchas personas para perseguir la migración como una herramienta para escapar de conflictos, colapso económico, desastres ambientales y otras crisis", sostuvo la OIM.

En Panamá, miles de personas quedaron aisladas en la jungla mientras intentaban viajar hacia Estados Unidos.

En general, la situación de los trabajadores migrantes en América Latina ha empeorado, asegura el informe. La implementación de reformas laborales para proteger mejor los derechos de los trabajadores migrantes, incluidos los vinculados a la Declaración de Quito y la Convención sobre Trabajadores Domésticos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), quedó en suspenso durante la pandemia.

La UNRWA aplaude la decisión de Estados Unidos de reanudar la ayuda a los refugiados palestinos

UNRWA/Khalil Adwan
En Gaza, los centros médicos de la UNRWA tiene un sistema para detectar posibles casos de COVID-19

La Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA) considera “histórica” la decisión de Estados Unidos de reanudar la ayuda a la organización.

“Este apoyo es fundamental para garantizar el funcionamiento de programas que salvan vidas”, dijo la agencia en un comunicado en su cuenta de Twitter.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, anunció que su país destinará 150 millones de dólares en ayuda humanitaria para la UNRWA, además de 75 millones de dólares para asistencia a Gaza y Cisjordania, y 10 millones para programas de consolidación de la paz.

La reanudación se produce tras la interrupción en 2018 por el expresidente Donald Trump.

“UNRWA no podría estar más complacida de que una vez más nos asociemos con Estados Unidos para brindar asistencia crítica a algunos de los refugiados más vulnerables en todo Oriente Medioy cumplir con nuestro mandato”, añadió el comisionado Philippe Lazzarini.

Los precios de los alimentos suben por décimo mes consecutivo

IMF/Cyril Marcilhacy
Un mercado de domingo en París, Francia, durante la pandemia de COVID-19.

Los precios mundiales de los alimentos volvieron a subir en marzo, por décimo mes consecutivo, según el índice que elabora la FAO.

El aumento estuvo impulsado por el encarecimiento de los aceites vegetales, que subieron un 8,0 % desde el mes anterior y alcanzaron prácticamente el nivel más elevado de los últimos 10 años, con una acusada subida de los precios del aceite de soja debida en parte a las perspectivas de una firme demanda del sector del biodiésel.

Los productos lácteos se encarecieron 3,9 % desde febrero, a consecuencia del alza de los precios de la mantequilla causada por una cierta escasez de suministros en Europa. El índice de precios de la carne de la FAO también subió, un 2,3 % desde febrero, a raíz de las importaciones de China y un aumento repentino de las ventas internas en Europa previo a la celebración de las festividades de Semana Santa. 

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.

Quizá también te interese...

Las cinco cosas urgentes que debemos hacer para mejorar la salud de todos después del COVID-19

Además de resaltar la necesidad de invertir mucho más en atención sanitaria, la agencia de salud de la ONU ha renovado su apoyo a la vacuna AstraZeneca, al asegurar que los beneficios son mucho mayores que los riesgos. Al mismo tiempo, también ha alertado de que los llamados pasaporte de vacunación pueden aislar a los países y discriminar a muchas personas.

Los migrantes también sufren por la pandemia del coronavirus

Desde los afganos que huyen de Irán para evitar contagiarse del COVID 19 a los millones de trabajadores extranjeros y sus familias, todos los migrantes sufren por falta de trabajo y una reducción en las remesas. La ONU recuerda que los migrantes deben tener acceso a la salud y deben ser tratados como cualquier otro ciudadano en esta emergencia.