COVID-19: La unión a la hora de compartir las vacunas también hace la fuerza

11 Marzo 2021

Lograr un acceso justo y equitativo a las vacunas de la COVID-19 en todo el mundo. Este es el principal y generoso objetivo de la nueva campaña #Solo Juntos que este jueves lanzan las Naciones Unidas.  

La empresa se engloba dentro de la iniciativa Verified (Verificado) que busca actuar como contrapeso a las percepciones equivocadas sobre el coronavirus y brindar información precisa y confiable.

La campaña destaca la necesidad de llevar a cabo una acción global coordinada que sirva para garantizar el acceso a las vacunas en todos los países, empezando por los trabajadores sanitarios y las personas más vulnerables.

El Secretario General de la ONU dio el pistoletazo de salida a esta misión recordando que un pequeño número de países ricos está distribuyendo la mayoría de las dosis de la vacuna contra la enfermedad.

“Las vacunas contra el COVID-19 deben considerarse un bien público mundial. 

 Ningún país puede superar esta crisis de forma aislada. Los gobiernos y las empresas deben compartir las dosis y la tecnología para que el suministro llegue más lejos y la distribución sea más rápida”, destacó. 

La vicesecretaria de la ONU, Amina J. Mohammed, recordó los grandes sacrificios a los que nos ha abocado la pandemia y apeló al espíritu de unidad para lograr esta distinguida finalidad.

"Millones de nosotros hemos perdido a un ser querido o nos han arrebatado nuestros medios de vida. Un esfuerzo científico mundial sin precedentes para las vacunas nos ha dado la esperanza de derrotar al virus - pero sólo si trabajamos juntos para asegurar que todos, en todas partes, tengan acceso a las vacunas contra el COVID-19. Sólo juntos podremos acabar con la pandemia y transformar una nueva era de esperanza".

La distribución las vacunas impedirá nuevas muertes, evitará la aparición de nuevas variantes y reactivará la actividad económica en el combate a una pandemia que ya ha causado más de 2,5 millones de muertes en todo el planeta, según los cálculos de la Organización Mundial de la Salud.

ONU en Santo Tomé y Príncipe
Las vacunas contra el COVID-19 llegan a Santo Tomé a través de las dependencias de COVAX.

COVAX, una iniciativa pensada en el bien común

Un despliegue que ya está en marcha gracias al mecanismo COVAX*, que busca garantizar el acceso rápido y equitativo de todos los países a las vacunas contra la COVID-19 independientemente de su nivel de ingresos y comportará la entrega de millones de dosis en todo el mundo, incluso en algunos de los países más pobres.

Pero estas dosis sólo cubrirán inicialmente a un pequeño segmento de la población: los trabajadores sanitarios y los más vulnerables. Para finales de 2021, COVAX pretende ofrecer vacunas a casi el 30% de la población de cada país participante.

Sin embargo, ese progreso es insignificante en comparación con el 80% de todas las vacunas de COVID-19 que poseen los diez países más ricos del mundo y que entre sus previsiones figura la vacunación de toda su población durante los próximos meses.

Por ese motivo, es fundamental que se asignen nuevos fondos para COVAX, aunque no es la única solución. Un mayor acceso a las vacunas también es posible compartiendo el exceso de vacunas, mediante la transferencia de tecnología, ofreciendo licencias voluntarias o incluso renunciando a los derechos de propiedad intelectual.

El mecanismo cuenta con 190 participantes y necesita más de 2000 millones dólares para cumplir plenamente su objetivo de vacunar a los más necesitados para finales de año.

"Si los científicos han sido capaces de producir vacunas seguras y eficaces en tan solo siete meses, los objetivos de los líderes mundiales deben ser igual de rompedores: proporcionar la financiación suficiente y aumentar la fabricación para que todos los habitantes del planeta puedan ser vacunados", dijo la secretaria general adjunta de comunicaciones globales de la ONU, Melissa Fleming.

*COVAX es parte de un esfuerzo global sin precedentes para suministrar vacunas para al menos el 20% de la población de cada país participante durante 2021, con el fin de proteger a las personas en mayor riesgo de presentar formas graves de COVID-19 y salvar vidas. En las Américas, 36 países recibirán vacunas a través del Mecanismo COVAX, de los cuales 26 lo harán con financiamiento propio y diez lo harán sin costo.

El Fondo Rotatorio de la OPS es el mecanismo designado por COVAX para adquirir las vacunas en nombre de los países de la región.

COVAX está codirigido por Gavi, la Alianza para las Vacunas, OMS y la Coalición para las Innovaciones en la Preparación ante las Epidemias (CEPI), y trabaja en asociación con UNICEF, el Fondo Rotatorio de la OPS, así como con el Banco Mundial, organizaciones de la sociedad civil, fabricantes y otros.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.

Quizá también te interese...

La vacuna de AstraZeneca ofrece una protección similar a la de Pfizer en personas de 70 años o más

Ambas son seguras y pueden ser efectivas para proteger a las personas contra la COVID-19, incluidas las de edad avanzada, afirma la agencia de la ONU para la salud en el continente americano, que distribuirá masivamente la vacuna de AstraZeneca a través del mecanismo COVAX. La agencia también muestra su preocupación por el aumento de casos en la cuenca norte del Amazonas y advierte sobre una posible segunda ola pandémica en Brasil.

La ONU lanza una iniciativa mundial contra la desinformación relacionada con el coronavirus

“No podemos ceder nuestros espacios virtuales a quienes trafican con mentiras, miedo y odio”, dice el líder de la ONU António Guterres al presentar la iniciativa Verified, que busca combatir la información errónea relativa a la pandemia del coronavirus.