OMS en África: Guinea declara un nuevo brote de ébola

14 Febrero 2021

Las autoridades sanitarias de Guinea anunciaron este domingo la aparición de un brote de ébola en la comunidad rural de Gouéké, en la prefectura de N'Zerekore, informó la oficina regional en África de la agencia de salud de la ONU. La notificación se produce tras la confirmación de tres casos de la enfermedad por parte del laboratorio nacional. El último brote de ébola en el país africano finalizó en 2016.

Según las primeras investigaciones, seis personas que asistieron al funeral de una enfermera el pasado 28 de enero reportaron síntomas similares a los del ébola tras el entierro. Dos de ellas ya han muerto, mientras que las otras cuatro han sido hospitalizadas.

Cabe recordar que Guinea fue uno de los tres países más afectados por el brote de ébola en África Occidental que tuvo lugar entre 2014 y 2016, el mayor desde que se descubrió el virus en 1976.

El director regional para África de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el doctor Matshidiso Moeti, calificó de “muy preocupante” el resurgir de la enfermedad en Guinea.

“Sin embargo, aprovechando los conocimientos y la experiencia adquiridos durante el brote anterior, los equipos sanitarios de Guinea se han puesto en marcha para rastrear rápidamente la trayectoria del virus y frenar nuevos contagios", resaltó.

Añadió que la Organización está apoyando a las autoridades guineanas “para que establezcan estructuras necesarias y conduzcan las pruebas, el rastreo de contactos y el tratamiento, y para que se acelere la respuesta general".

El personal del organismo ya se encuentra sobre el terreno y, además de contribuir a la vigilancia, ayudará a reforzar la prevención y el control de la infección en los centros de salud y otros puntos importantes, y a contactar a las comunidades para garantizar que desempeñen un papel clave en la respuesta.

La OMS también apoya al país africano en la obtención de la vacuna contra el ébola, que ha resultado fundamental para controlar los brotes en la República Democrática del Congo.

En paralelo, se han enviado las muestras de los casos confirmados al Instituto Pasteur de Senegal para realizar una secuenciación completa del genoma con el fin de identificar la cepa del virus del ébola.

Alerta ante la posible propagación a otros países

Debido a que el epicentro del actual brote se encuentra en una zona fronteriza, la Organización colabora con las autoridades sanitarias de Liberia y Sierra Leona para reforzar la vigilancia comunitaria de los casos en sus distritos fronterizos, así como para fortalecer la capacidad de realizar pruebas de detección de casos y de vigilancia en los centros sanitarios.

La OMS también está trabajando con Costa de Marfil, Mali, Senegal y otros países de riesgo situados en la subregión.

Durante el pasado brote de ébola en África Occidental se registraron más de 28.000 casos y 11.000 fallecidos. El contagio comenzó en Guinea y luego se trasladó a través de las fronteras terrestres a Sierra Leona y Liberia.

 

Participa en nuestra encuesta sobre Noticias ONU. Son solo cuatro minutos.
Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android

Quizá también te interese...

UNICEF y la OMS anuncian la creación de una reserva mundial de vacunas contra el Ébola

Las cuatro principales organizaciones internacionales de salud y humanitarias anunciaron este martes la creación de una reserva mundial de vacunas contra el ébola que servirá para garantizar la respuesta de inmunización ante los brotes de la enfermedad.

El control del último brote de ébola deja enseñanzas para el combate al COVID-19

El fin del brote en la República Democrática del Congo se logra tras más de cinco meses de trabajo conjunto del gobierno y la agencia de salud de la ONU, que insta a aplicar la experiencia adquirida en la gestión de esta enfermedad en los planes de respuesta a la pandemia de coronavirus. Por ejemplo, la tecnología utilizada para mantener la vacuna contra el ébola a temperaturas extremadamente frías será útil cuando se transporte una vacuna contra el COVID-19.