El Fondo de Población busca 2500 millones de dólares para prevenir 140 millones de embarazos no deseados

14 Diciembre 2020

De no actuar pronto, las consecuencias serán nefastas: más embarazos no deseados, más abortos en condiciones de riesgo y más mujeres que mueren por causas evitables, asegura la responsable de la agencia de la ONU, que recuerda que la pandemia de coronavirus ha empezado el acceso a los servicios de salud reproductiva y sexual de muchas mujeres.

Un programa del Fondo de Población de las Naciones Unidas dedicado a la planificación familiar busca prevenir 141 millones de embarazos no deseados, 328.000 muertes maternas y 42 millones de abortos en condiciones de riesgo desde el 2021 hasta el final de la década.

Para lograrlo, la tercera fase de la asociación con UNFPA Supplies requiere una inversión estimada de 2500 millones de dólares hasta el año 2030.

La directora ejecutiva del Fondo, la doctora Natalia Kanem, emplazó a la comunidad internacional de donantes a actuar de inmediato o enfrentarse a nefastos resultados.

"La comunidad mundial debe comprometerse de inmediato en apoyo a las mujeres y las niñas. Si no lo hace, las consecuencias serán nefastas: más embarazos no deseados, más abortos en condiciones de riesgo y más mujeres que mueren por causas evitables", alertó.

Kanem instó al liderazgo de los países a comandar este movimiento que debe unirnos globalmente para lograr “mejorar la salud y el bienestar de las mujeres en todo el mundo”, en particular “en este momento de mayor vulnerabilidad causada por la pandemia de la COVID-19". 

Pese a los esfuerzos de mitigación, el coronavirus ha logrado ralentizar e incluso invertir los avances en materia de planificación familiar logrados en muchos países durante decenios. Además, las restricciones que ha provocado la pandemia como los cierres de empresas, junto al temor de contraer la enfermedad han conseguido que un menor número de mujeres acudan a los servicios de salud reproductiva.

Canadá, un paladín de la causa

El Gobierno de Canadá se ha comprometido a aportar 25 millones de dólares canadienses -unos 19,6 millones de dólares estadounidenses- en un período de cinco años para apoyar la próxima fase del proyecto. Asimismo, también proveerá otros 14 millones de dólares canadienses -alrededor de 11 millones de dólares- con el objetivo cubrir las necesidades urgentes de anticonceptivos y medicamentos de salud materna en respuesta a la COVID-19.

Dichos fondos se usarán para evitar que se agoten las existencias de anticonceptivos y otros productos de salud reproductiva y para brindar apoyo a los sistemas de salud en la entrega de estos, con especial atención a las poblaciones desatendidas y vulnerables de los países rurales y de bajos ingresos.

"La pandemia ha empujado al borde del precipicio a los sistemas de salud pública e intensificado las desigualdades. El programa UNFPA Supplies se encuentra en una posición única para enfrentarse a estos desafíos apoyando a los países en sus esfuerzos por fortalecer los sistemas de salud y aumentar la capacidad de recuperación", dijo la ministra de Desarrollo Internacional de Canadá, Karina Gould.

La funcionaria canadiense resaltó que "un mundo más inclusivo y próspero sólo puede lograrse atendiendo la salud y los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres y las jóvenes, y eso es exactamente lo que estamos tratando de lograr en esta Alianza".

El programa ha evitado 89 millones de embarazos no deseados desde 2007

Otra gran aportación proviene de los Países Bajos con 56 millones de dólares. Entre los donantes adicionales figuran los Gobiernos de: Alemania, Australia, Bélgica, Dinamarca, España, Luxemburgo, Noruega, el Reino Unido y la Unión Europea, así como la Fundación Bill y Melinda Gates y la Fundación Kühne.

Desde 2007, UNFPA Supplies ha logrado recaudar más de 1800 millones de dólares. Hasta la fecha, los productos anticonceptivos y de salud materna suministrados por el programa evitaron 89 millones de embarazos no deseados, 227.000 muertes maternas, 1,4 millones de muertes infantiles y 26,8 millones de abortos en condiciones de riesgo

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android

Quizá también te interese...

COVID-19: Lanzan el mayor llamamiento humanitario para preservar la salud sexual y reproductiva de 54 millones de mujeres

En el marco de la pandemia de COVID-19, El UNFPA solicita 818 millones de dólares para asistencia humanitaria a mujeres y jóvenes en 68 países. La ayuda también incluye asistencia contra la violencia de género. Los recursos requeridos servirían para atender a los segmentos más vulnerables de esos colectivos durante 2021 en Yemen, Siria, Sudán, Venezuela y Bangladesh, entre otros.

Mejorar la vida de las mujeres pasa por mejorar las posibilidades de elegir su vida sexual y reproductiva

Más de 200 millones de mujeres y niñas desean retrasar o evitar el embarazo, pero no tienen los medios. En el Día Mundial de la Población, altos funcionarios de la ONU destacan que la pandemia está teniendo un impacto mayor en las mujeres poniendo en riesgo sus derechos, como el de la posibilidad de tener autonomía sobre su propio cuerpo y poder elegir cuándo y con quién tener hijos.