Guterres insta a un diálogo inclusivo para solucionar la crisis política en Perú

16 Noviembre 2020

Tras la destitución del presidente del país el lunes pasado por “incapacidad moral” y la renuncia del mandatario interino apenas cinco días después de asumir el cargo, Perú carece en este momento de un jefe de Estado. Estos acontecimientos generaron protestas masivas en las que hubo violencia y se reportaron dos muertos. António Guterres llama al diálogo y pide una investigación imparcial de los hechos.

El Secretario General de las Naciones Unidas instó a todos los actores políticos y sociales de Perú a emprender un diálogo inclusivo con pleno respeto por el estado de derecho para lograr una solución rápida e institucional a la actual crisis política y afrontar los desafíos del país

El portavoz de António Guterres afirmó este lunes en su encuentro habitual con la prensa que el titular de la Organización sigue con preocupación los recientes acontecimientos en la nación sudamericana.

La crisis en Perú comenzó el lunes pasado, cuando el Congreso Nacional destituyó al presidente Martín Vizcarra por “incapacidad moral” para ejercer el cargo dada una serie de imputaciones de corrupción. Al día siguiente el presidente del Congreso, Manuel Merino, asumió el puesto vacante.

Ola de protestas

Estos acontecimientos desataron una ola de manifestaciones de protesta en su gran mayoría de carácter pacífico en todo el país. Las movilizaciones masivas, lideradas por jóvenes, encontraron una respuesta represiva por parte de la policía, que utilizó gases lacrimógenos y armas con perdigones para disolverlas.

Dos jóvenes resultaron muertos como consecuencia de esas acciones, además de que se registraron detenciones arbitrarias, ataques a periodistas y violaciones al debido proceso.

La escalada de la crisis provocó la dimisión de trece ministros y el retiro del apoyo del Ejército a Manuel Merino, que renunció el domingo, apenas cinco días después de haber asumido la presidencia del país, dejando a Perú sin un presidente.

Investigación imparcial

“El Secretario General está muy preocupado por los informes de un presunto uso excesivo de la fuerza y la violencia de parte de las fuerzas de seguridad durante las protestas”, apuntó el portavoz de la ONU, Stephan Dujarric, citando las dos muertes, las decenas de heridos y los embates contra trabajadores de los medios de comunicación sucedidos en los últimos días.

Dujarric también dijo que António Guterres ofrece sus condolencias a las familias de las víctimas y confía en que las autoridades realizarán una investigación imparcial e independiente sobre los hechos.

Según los despachos de prensa, en las manifestaciones del sábado hubo más de 110 heridos y las agresiones a periodistas sumaron al menos 30.

Los jóvenes muertos tenían 22 y 24 años y sucumbieron el sábado a los impactos de los perdigones disparados por armas de fuego. A este respecto, la fiscal general de Perú anunció hoy que investiga por homicidio doloso a Manuel Merino.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android

Quizá también te interese...

La ONU, preocupada por el uso innecesario de armas no letales en las protestas de Perú

La ONU en el país andino denunció que se han registrado violaciones del derecho de las personas a protestar a través de la utilización arbitraria e indiscriminada de armas no letales que ha resultado en manifestantes y periodistas heridos esta semana a lo largo del territorio . La Organización pide buscar soluciones pacíficas a través del diálogo y los canales institucionales existentes. 

Perú: La Oficina de Derechos Humanos llama a las autoridades a respetar el derecho a la reunión pacífica

La dependencia de la ONU recibe reportes preocupantes de detenciones arbitrarias, uso excesivo de la fuerza y agresiones a periodistas durante las manifestaciones que han seguido a la destitución del presidente del país. El representante de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, subraya que la policía debe apegarse en todo momento a las normas internacionales.