La ONU se moviliza para ayudar a Nicaragua ante el huracán Eta

3 Noviembre 2020

Los equipos de las Naciones Unidas ya se encuentran en el terreno también en Honduras, El Salvador y Guatemala, donde el poderoso temporal amenaza a cientos de miles de personas. Eta podría causar marejadas ciclónicas, inundaciones y deslizamientos de tierra potencialmente mortales, especialmente en las áreas costeras

El huracán Eta toca tierra este martes en Nicaragua, cerca de la frontera con Honduras, como una poderosa tormenta de categoría 4 que podría afectar a más de un millón de personas, incluidos casi 500.000 niños y adolescentes, alertó la ONU y sus agencias.

“Nuestros equipos ONU están en el terreno en Nicaragua, Honduras, El Salvador y Guatemala y están monitoreando activamente el desarrollo del huracán. Están en contacto con las autoridades nacionales y regionales”, informó el portavoz de las Naciones Unidas, Stéphane Dujarric, en su encuentro diario con la prensa.

Dujarric explicó que los equipos técnicos de emergencia en Nicaragua y Honduras están trabajando para identificar los recursos disponibles y apoyar la respuesta al huracán por pedido de ambos gobiernos.

Eta podría causar marejadas ciclónicas, inundaciones y deslizamientos de tierra potencialmente mortales, especialmente en las áreas costeras vulnerables.

“Hay unas 70.000 personas en áreas sobre la trayectoria del huracán que estarán expuestas a fuertes vientos. Se espera que también afecte partes de Guatemala, el Salvador y Belice con lluvias torrenciales”, agregó el portavoz.

WFP/Mauricio Martinez
Una mujer camina en El Salvador en medio de los daños causados por la tormenta tropical Amanda en mayo.

Las agencias se movilizan

UNICEF y sus aliados en Nicaragua han preposicionado suministros de emergencia y desarrollado un plan de respuesta conjunta para abordar las necesidades de los niños y las familias, incluidas 10.000 personas evacuadas de Cayos Miskitos y otras zonas de riesgo en la costa norte de Nicaragua.

UNICEF tiene preparados kits de higiene familiar, recipientes de agua, cajas de tabletas para de agua y pruebas de cloro para monitorear su calidad. Los insumos, que pueden cubrir las necesidades de 15.000 personas, incluyendo 6.000 niños, se encuentran en espera para ser entregados al Ministerio de Salud y al Sistema Nacional de Prevención, Mitigación y Atención de Desastres nicaragüense .

“Como parte de nuestro plan de respuesta, UNICEF está trabajando con el gobierno y nuestros aliados para apoyar urgentemente a los niños y las familias que puedan verse afectadas. Estamos coordinando estrechamente con las autoridades para garantizar que los refugios sean adecuados, seguros y estén equipados con las provisiones necesarias para los niños, niñas y adolescentes””, dijo Paolo Sassaro, representante adjunto de UNICEF en Nicaragua.

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) de las Naciones Unidas, a pedido del gobierno nicaragüense, tiene listas 80 toneladas de asistencia alimentaria en la región.

El huracán, con vientos de 240 km/h, trae fuertes lluvias y está dañando viviendas, campos agrícolas, carreteras y tendidos eléctricos.

“El PMA comenzó a trabajar junto a las autoridades nicaragüenses poco después de que se anunció que esta tormenta tropical podría convertirse en un huracán que afectaría a la población más vulnerable del país. Unimos fuerzas para responder de inmediato, colocando alimentos para las personas afectadas. Nuestro personal también se ha desplegado en el área afectada para apoyar la respuesta nacional con asistencia logística y de telecomunicaciones ”, dijo Giorgia Testolin, representante del PMA en el país.

En preparación, el 1 de noviembre, el PMA envió 72 toneladas de arroz y ocho toneladas de aceite vegetal a la región autónoma del Caribe Norte, que, con una población de aproximadamente 520.000 habitantes, se enfrenta a la peor embestida del huracán.

El PMA también está proporcionando apoyo logístico y de telecomunicaciones, incluidos almacenes móviles, oficinas prefabricadas, sistemas de generación y radio y satélite para ayudar a los centros operativos locales.

El personal del PMA se ha desplegado en Siuna y Bilwi en la región autónoma de la Costa Norte del Caribe para apoyar a los gobiernos locales y regionales. Trabajando en estrecha colaboración con el gobierno, el PMA auxiliará en las evaluaciones de daños y necesidades y brindará apoyo de telecomunicaciones de emergencia.

WFP/David Fernandez
Miles de personas en El Salvador fueron desplazadas en medio de la pandemia de coronavirus.

Los más vulnerables en peligro

Nicaragua declaró alerta roja para la región del Caribe Norte el 2 de noviembre y alerta amarilla para los departamentos de Jinotega y Nueva Segovia.

La región Caribe Norte está habitada principalmente por comunidades indígenas Miskito y Mayagna y afrodescendientes, que se encuentran entre los grupos de población más pobres y vulnerables de Nicaragua. Sus principales medios de vida son la pesca y la agricultura, alertó el PMA.

El 4 de septiembre de 2007, Nicaragua fue azotada por el huracán Félix de categoría 5, que afectó la costa norte del Caribe matando a más de cien personas, causando grandes daños a la infraestructura, así como inundaciones y deslizamientos de tierra.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android

Quizá también te interese...

No habrá vacuna para protegernos del cambio climático

Al igual que la pandemia de coronavirus, la crisis climática es una amenaza existencial. Y al igual que el virus, los gases de efecto invernadero son invisibles y permanecen siempre presentes en nuestro entorno natural. Sin embargo, a diferencia del COVID-19, no podemos esperar encontrar una vacuna contra el cambio climático.

América Latina y el Caribe: la segunda región más propensa a los desastres

Catástrofes naturales a veces exacerbadas por el cambio climático como huracanes, terremotos, sequías e inundaciones han afectado a 152 millones de personas en toda la región desde el año 2000.