Myanmar: La oficina de Derechos Humanos alerta de la vulneración del derecho a voto de las minorías

27 Octubre 2020

La Oficina de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos mostró este martes su preocupación por las posibles violaciones del derecho a la participación política en las próximas elecciones en Myanmar, que se celebrarán el 8 de noviembre, en especial de diversos grupos minoritarios como la población musulmana rohinyá y la de etnia rakhine.

La portavoz de la Oficina de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Ravina Shamdasani, destacó hoy en rueda de prensa en Ginebra que los comicios representan un “hito electoral” para la transición democrática del país asiático, pero alertó que el espacio cívico continúa “viciado por las continuas restricciones de las libertades de opinión, expresión y acceso a la información, y por el uso de un lenguaje que podría considerarse como incitación a la discriminación, la hostilidad y la violencia”.

Shamdasani recordó que tanto las discriminaciones en cuanto a la concesión de ciudadanía de Myanmar como sus leyes electorales otorgan diferentes conjuntos de derechos políticos a distintas clases de ciudadanos, afectando notoriamente a las minorías musulmanas, que en gran medida están excluidas de la ciudadanía.

A estas restricciones hay que sumarles el anuncio del pasado 16 de octubre de la Comisión Electoral, de que no se celebrarían elecciones en 56 municipios, entre ellos el estado de Rakhine, una situación que provoca una importante privación del derecho a voto.

“La Comisión no dio una justificación pública de su decisión, que restringe de manera discriminatoria el derecho a la participación política en zonas con poblaciones de minorías étnicas”, dijo Shamdasani.

La vocera indicó que, además, en ocho municipios de los estados de Rakhine y Chin se mantiene el cierre de internet, limitando gravemente la libertad de los residentes en esas zonas de garantizar su derecho a recibir y difundir información, especialmente sobre la COVID-19 y las elecciones.

“El cierre generalizado de internet puede ser contraproducente y contravenir el derecho internacional. Una vez más, la medida afecta de manera desproporcionada a los grupos minoritarios, incluidas las comunidades étnicas rakhine, rohingya, kaman, mro, daingnet, khami y chin”, especificó.

Aumento del discurso del odio en las redes sociales

Al mismo tiempo, deploró la constante proliferación de expresiones de odio contra los musulmanes en Facebook, pese a los esfuerzos que lleva a cabo la red social para identificar y eliminar el discurso de odio de su plataforma.

“Pedimos al gobierno de Myanmar que adopte medidas de conformidad con la Directiva Presidencial 3/2020 de abril de este año para denunciar públicamente ese lenguaje de odio y promover la tolerancia, la no discriminación y el pluralismo en la expresión de los funcionarios públicos y los candidatos electorales”, apuntó.

Liberar a los detenidos por ejercer su libertad de expresión

La portavoz manifestó su preocupación por la intolerancia hacia las críticas contra el gobierno, ya que durante los dos últimos meses al menos 34 estudiantes se enfrentaron a acusaciones de reunión ilegal y de desorden público, tras pedir el fin de los conflictos en los estados de Rakhine y Chin, el restablecimiento de los servicios de internet móvil 4G en esas zonas y la liberación de otros activistas estudiantiles detenidos.

“Cuatro de los estudiantes han sido declarados culpables, y dos de ellos condenados a más de seis años de prisión. Instamos al gobierno a que retire los cargos contra todos aquellos que se enfrentan a acciones legales por ejercer su derecho a la libertad de expresión, un derecho que es especialmente valioso en un contexto preelectoral”, concluyó la vocera.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android

Quizá también te interese...

La cifra de desplazados en todo el mundo se dobla en apenas diez años

A esta tendencia han contribuido entre otros factores el conflicto en Siria y la situación de Venezuela, que encabezan la lista de los países con mayor número de personas que se han visto forzadas a abandonarlos. La otra cara de la moneda la forman Turquía y Colombia, los dos países que han acogido mayor número de desplazados. Colombia a su vez cuenta con la cifra más alta de desplazados internos del mundo.

La ONU busca 877 millones de dólares para los refugiados rohinyá en Bangladesh

Las agencias de la ONU y sus socios humanitarios lanzaron este martes en Ginebra el Plan de Respuesta Conjunto para los refugiados rohinyá en Bangladesh. El Plan incluye un llamamiento a recaudar 877 millones de dólares para aliviar las necesidades de aproximadamente 855.000 rohinyás procedentes de Myanmar y de más de 444.000 bengalíes vulnerables en las comunidades de acogida.