COVID-19: Apoyar a las mujeres rurales ahora, es apoyar su futura capacidad de recuperación

15 Octubre 2020

El Secretario General de las Naciones Unidas alertó este jueves sobre la situación que padecen las mujeres rurales quienes desempeñan un papel fundamental en la seguridad alimentaria, la gestión de la tierra y los recursos naturales, pero también sufren "discriminación, racismo sistémico y pobreza estructural".

"La pandemia de COVID-19 ha afectado a más de la mitad de las mujeres agricultoras del mundo, debido a las restricciones de circulación, el cierre de tiendas y mercados, y la interrupción de sus cadenas de suministro", afirmó António Guterres en su mensaje por el Día Internacional de las Mujeres Rurales.

Riesgos para la salud

A las dificultades a las que se enfrentan en condiciones normales las mujeres durante la pandemia de COVID-19, hay que sumarle el hecho de que se agravan en las zonas rurales ya que es menos probable que tengan acceso a servicios de salud de calidad, medicamentos esenciales y vacunas.

Por si esta situación no fuera suficiente, el máximo responsable de las Naciones Unidas añadió que "muchas mujeres rurales se encuentran aisladas y sufren la difusión de información errónea y la falta de acceso a tecnologías críticas para mejorar su trabajo y su vida personal".

Aunque los medios digitales constituyen un elemento vital en las zonas rurales, proporcionando información sobre el acceso a la atención sanitaria, así como actualizaciones agrícolas, "la brecha digital de género es particularmente amplia para las mujeres rurales, que constituyen sólo una cuarta parte de los usuarios de las soluciones agrícolas digitales", continuó.

Los derechos de la mujer bajo amenaza

Por ese motivo, Guterres destacó la importancia de invertir en las mujeres rurales ahora más que nunca.

“Para ayudar a la mujer rural a superar la pandemia y aumentar su capacidad de recuperación para el futuro se requerirá la solidaridad y el apoyo de todos”, explicó.

El Secretario General destacó la necesidad de cerrar la brecha digital y brindar servicios esenciales para responder a otra pandemia, la de la violencia contra la mujer.

“Y debemos hacer frente a las leyes y prácticas discriminatorias en materia de tierras y sucesión que hacen que las mujeres rurales sean vulnerables a la pérdida de sus fuentes de ingresos”, añadió.

Hay que proporcionar más fondos a las mujeres rurales

 Por su parte, el presidente del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola de las Naciones Unidas (FIDA) alertó que el suministro de alimentos está en riesgo si no comenzamos a dar prioridad a las mujeres rurales durante esta pandemia.

 En su mensaje por la conmemoración, Gilbert F. Houngbo exhortó a los Gobiernos a que aumenten la inversión en las mujeres rurales.

 “Es inaceptable que las mujeres rurales, que tienen un papel tan vital en el cultivo de nuestros alimentos y en el desarrollo de economías florecientes, corran los mayores riesgos durante la pandemia”, destacó.

 Houngbo añadió que “nuestra resiliencia mundial depende de que los Gobiernos presten mayor atención a los impactos socioeconómicos desproporcionados que sufren las mujeres rurales e incrementen sus inversiones para protegerlas”.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android

Quizá también te interese...

La COVID-19 puede acabar con los progresos hacia la igualdad de género si no actuamos de inmediato

Pese a los significativos avances de los derechos de la mujer tras la Declaración de Beijing, como la reducción de la mortalidad materna en casi un 40% desde 1995, todavía no se han cumplido sus ambiciosas metas, dice el líder de la ONU

Sólo el 12% de los países protege a las mujeres del impacto económico y social del COVID-19

La vasta mayoría de los países no está haciendo lo suficiente para salvaguardar a las mujeres y las niñas de los efectos de la pandemia del coronavirus. De 206 países y territorios analizados apenas 25 han adoptado disposiciones contra la violencia de género, de apoyo a los cuidados no remunerados y de fortalecimiento de la seguridad económica de las mujeres, indican dos organismos de la ONU.