Tres mil millones de personas en el mundo no tienen donde lavarse las manos

15 Octubre 2020

Un tercio de la población mundial no tiene acceso a una de las principales armas para combatir el COVID-19, advirtió UNICEF, que pide mayores esfuerzos de los Gobiernos para facilitar instalaciones de agua y saneamiento en zonas periurbanas y rurales, así como escuelas.

Aunque lavarse las manos con jabón es vital en la lucha contra las enfermedades infecciosas, incluido el COVID-19, miles de millones de personas en todo el mundo no tienen acceso inmediato a un lugar para hacerlo, aseguró este jueves el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia.

Según nuevas estimaciones de UNICEF, el 40% de la población mundial, es decir, 3000 millones de personas, no dispone de instalaciones para lavarse las manos con agua y jabón en sus hogares. El número es mucho mayor en los países menos adelantados, donde casi las tres cuartas partes de la población no lo tienen.

Kelly Ann Naylor, directora asociada de Agua, Saneamiento e Higiene de UNICEF, asegura que es “inaceptable” que las comunidades más vulnerables no puedan utilizar los métodos más simples para protegerse a sí mismas y a sus seres queridos.

“La pandemia ha puesto de relieve el papel fundamental de la higiene de manos en la prevención de enfermedades. También ha enfatizado un problema preexistente para muchos: lavarse las manos con jabón permanece fuera del alcance de millones de niños donde nacen, viven y aprenden. Debemos tomar medidas inmediatas para que el lavado de manos con jabón sea accesible para todos, en todas partes, ahora y en el futuro”, dijo.

La situación también es alarmante en las escuelas a nivel mundial: el 43% (70% en los países menos adelantados) carece de instalaciones de agua, lo que afecta a cientos de millones de niños en edad escolar, según las estimaciones.

© UNICEF/Vinay Panjwani
Estudiantes de una escuela en Meghalaya, India, hacen fila para lavarse las manos.

El peligro del COVID-19

Los datos de UNICEF muestran que, en los 60 países con el mayor riesgo de crisis humanitarias o de salud a causa del COVID-19, dos de cada tres personas no tienen dónde lavarse las manos.

En África subsahariana, el 63% de la población de las zonas urbanas, es decir, 258 millones de personas, no tiene acceso; en Asia central y meridional, el 22%, o 153 millones de personas.

© UNICEF/Bona Khoy
Estas niñas se lavan las manos en las instalaciones de su escuela en Camboya.

"Higiene de manos para todos"

UNICEF, junto con la Organización Mundial de la Salud de las Naciones Unidas, lanzó la iniciativa "Higiene de manos para todos" para apoyar el desarrollo de planes nacionales para acelerar y mantener el progreso hacia el lavado de las manos como pilar de las intervenciones de salud pública.

Esto significa mejorar rápidamente el acceso a instalaciones con agua, jabón y desinfectante en todos los entornos, así como promover intervenciones de cambio de comportamiento para las prácticas óptimas de higiene.

La iniciativa reúne a socios internacionales, nacionales y locales para garantizar la disponibilidad y la sostenibilidad de productos y servicios asequibles, especialmente en comunidades vulnerables y desfavorecidas.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android

Quizá también te interese...

Más de 800 millones de niños no podían lavarse las manos en la escuela antes de la llegada del coronavirus

Un acto cotidiano para una gran parte de los habitantes del planeta como es el lavado de manos con agua y jabón estaba fuera del alcance del 43% de las escuelas del mundo en 2019, es decir antes de que se iniciase la pandemia de coronavirus que requiere la puntual realización de esa acción.

Diez consejos básicos para protegerse del coronavirus, según la OMS

¿En realidad se necesitan mascarillas?, lavarse las manos, limpiar las superficies, alejarse de lugares públicos abarrotados, evitar los lugares con poca ventilación y evitar los viajes, están entre los consejos que ha compartido el director de la Organización Mundial de la Salud. Para la mayoría de las personas,  el coronavirus comienza con fiebre y tos seca, no con secreción nasal.