Guterres pide que se respete el alto el fuego humanitario entre Armenia y Azerbaiyán

10 Octubre 2020

El alto el fuego temporal  comenzó luego de dos semanas de feroces combates en la región disputada de Nagorno-Karabaj, y tiene como objetivo permitir el intercambio de prisioneros y la recuperación de cadáveres.

El Secretario General de la ONU acogió con satisfacción el acuerdo sobre un alto el fuego humanitario anunciado en Moscú, por los Ministros de Relaciones Exteriores de Rusia, Azerbaiyán y Armenia. 

“António Guterres felicita a la Federación de Rusia por sus esfuerzos de mediación”, aseguró su portavoz, Stéphane Dujarric, en un comunicado publicado este sábado.

Gutierres pidió que se respete el cese del fuego y que se llegue rápidamente a un acuerdo sobre los parámetros específicos del acuerdo.

El Secretario General también acoge con satisfacción el compromiso de Armenia y Azerbaiyán de comenzar negociaciones sustantivas bajo los auspicios de los Copresidentes del Grupo de Minsk de la Organización para la Seguridad y la Cooperación de Europa.

“El Secretario General hace un llamamiento a la comunidad internacional para que apoye el acuerdo de cese el fuego y siga alentando a las partes a resolver sus diferencias por medios pacíficos”, concluye el comunicado.

El alto el fuego temporal entre Armenia y Azerbaiyán comenzó luego de dos semanas de feroces combates en la región disputada de Nagorno-Karabaj, y tiene como objetivo permitir el intercambio de prisioneros y la recuperación de cadáveres.

Según informes de prensa, ya ambas partes se han acusado mutuamente de violarlo. Más de 300 personas han muerto y miles han sido desplazadas desde que estalló la última violencia en el prolongado conflicto el pasado 27 de septiembre.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android

Quizá también te interese...

Bachelet pide el alto el fuego en Nagorno-Karabaj ante el incremento de la violencia

El área de las hostilidades a lo largo de la línea de contacto de Nagorno-Karabaj, que separa las fuerzas de Armenia de las de Azerbaiyán, sigue ampliándose y con ello afectando a un mayor número de civiles, así como a otras zonas pobladas fuera de la zona inmediata de combate. Michelle Bachelet llamó a ambos país a cesar las hostilidades.

La ONU condena el aumento de la violencia entre Armenia y Azerbaiyán en Nagorno-Karabaj

Los enfrentamientos en la línea de contacto dejan muertos y  heridos civiles, además de dañar infraestructura vital para las comunidades. El titular de la ONU, así como varias agencias piden un cese al fuego inmediato para proteger a la población.