Siria pide dejar a un lado los intereses unilaterales y buscar soluciones conjuntas

26 Septiembre 2020

El mundo se está alejando más de los principios que sustentan las normas internacionales y el trabajo de las Naciones Unidas, dijo el sábado el ministro de Relaciones Exteriores de Siria en la Asamblea General.

Walid Al-Moualem, quien también es el viceprimer ministro de Siria, atribuyó el declive a los gobiernos que "han impuesto ilegalmente sus propias agendas a otras naciones".

"La situación actual no augura nada bueno para el futuro que queremos, ni refleja las Naciones Unidas que necesitamos", dijo Al-Moualem en un discurso pregrabado en video para el debate anual de la Asamblea, que se celebra de manera virtual este año debido a la pandemia del coronavirus.

El canciller sostuvo que su país quiere un futuro seguro, "libre de terrorismo, ocupación y sanciones inhumanas" y una ONU que "se oponga inequívocamente a las guerras y belicistas ... evitando la politización, la injerencia ilegal y los intentos de destruir naciones y comunidades".

Rechazar las "medidas coercitivas unilaterales"

Según Al-Moualem, la pandemia de COVID-19 ha hecho que esto sea más importante que nunca.

 “El imperativo de hoy es que luchemos juntos contra esta pandemia a través de una acción conjunta multilateral… para construir un mundo más igualitario, mejor equipado para resistir las crisis y lograr un desarrollo sostenible real para todos”, afirmó el funcionario sirio.

Sin embargo, sostuvo que la realidad sobre el terreno es "todo lo contrario" y aseguró que las agendas políticas prevalecen sobre las humanitarias y las normas internacionales tradicionales.

“Cuando los medicamentos y equipos médicos que salvan vidas se bloquean en medio de una pandemia, los esfuerzos para reconstruir Siria después de la destrucción provocada por los terroristas se obstruyen, con los campos de trigo quemados, los campos de petróleo saqueados y el sector energético atacado que solo sirve para negar los civiles el acceso a los alimentos, la calefacción, el gas y la electricidad”, subrayó Al-Moualem.

“Las medidas coercitivas unilaterales impuestas por algunos países violan claramente el derecho internacional”, señaló, calificándolas de “falsesades destinadas a encubrir su inhumanidad”.

El Canciller llamó a los países a cerrar filas y rechazar tales medidas a través de la cooperación, la coordinación y medios políticos, económicos y comerciales concretos.

Terrorismo

Al-Moualem acusó a Turquía de ser "uno de los principales patrocinadores del terror" en la región, señalando que ha facilitado la entrada de decenas de miles de terroristas extranjeros en su país, ha apoyado a grupos "que han masacrado a sirios" y forzado políticas de desplazamiento en los territorios sirios que ocupa.

“El actual régimen turco se ha convertido en un régimen deshonesto y fuera de la ley según el derecho internacional”, precisó el canciller, advirtiendo que sus políticas y acciones “deben detenerse”.

Además, la "presencia ilegítima de fuerzas estadounidenses y turcas en suelo sirio cumple con todas las condiciones legales de una ocupación", continuó, refiriéndose a sus acciones como "una flagrante violación de la soberanía, la independencia y la integridad territorial de Siria".

 Al-Moualem señaló las "violaciones sistemáticas y graves de los derechos humanos" que Israel practica en el Golán y renovó el apoyo de Siria a Irán "contra la política estadounidense" de socavar el acuerdo nuclear y desestabilizar la región.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.