Vacunas COVID-19, niños, cambio climático... Las noticias del miércoles

9 Septiembre 2020

La Organización Mundial de la Salud no espera que haya vacunaciones masivas contra la COVID-19 hasta el 2022. El impacto de la pandemia en la mortalidad infantil puede revertir décadas de progresos, según un informe de la ONU y el Banco Mundial. El cambio climático sigue avanzando de manera implacable.

La OMS no espera que haya vacunas para todos contra la COVID-19 hasta 2022

La Organización Mundial de la Salud no espera que haya vacunaciones masivas contra la COVID-19 hasta el 2022. Las primeras dosis podrían estar listas a mediados del año que viene, pero tendrán que priorizarse para los grupos de riesgo.

La científica jefa de la Organización, Soumya Swaminathan, advirtió que si consigue la primera vacuna a finales de este año “no será una panacea”, ya que tiene que pasar por un proceso de evaluación y licencia y después vendrá la fabricación y distribución de dosis.

“Estamos mirando a mediados de 2021, en un escenario optimista, para que lleguen dosis limitadas de las vacunas a los países”, dijo la experta. En esas primeras inmunizaciones se dará prioridad a “las personas con más riesgo de infectarse” como “trabajadores de la salud y otros trabajadores esenciales”. Después, gradualmente, se cubrirá a la población de más riesgo como las personas mayores o con enfermedades previas…

 “Es muy importante que la gente sepa que cuando lleguen las vacunas, llevará tiempo ampliar la producción hasta que al menos un 60-80% de la población tenga inmunidad, lo que llamamos inmunidad de grupo, para reducir la transmisión”, señaló la especialista. No hablamos de erradicar el virus, sino de reducir el impacto que tiene actualmente en la sociedad y las vidas. Eso va a tardar, con seguridad, hasta el 2022”.

La pandemia puede hacer aumentar la mortalidad infantil

© UNICEF/Frank Dejongh
Una niña recibe una vacuna contra la polio en Kabul, Afganistán.

El impacto de la pandemia en la mortalidad infantil puede revertir décadas de progresos, según un informe de la ONU y el Banco Mundial.

Desde 1990 el número de niños fallecidos se redujo a la mitad hasta los 5,2 millones el año pasado. Pero los progresos pueden frenarse en seco por el coronavirus.

 “Cuando se impide a los niños el acceso a los servicios de salud por sobrecarga del sistema, y cuando las mujeres tienen miedo de dar a luz en el hospital por temor a la infección, ellas también pueden convertirse en víctimas del COVID-19”, explica la directora ejecutiva de UNICEF que advierte que, si no se realizan inversiones urgentes millones de niños menores de cinco años, especialmente recién nacidos, podrían morir".

Los gases de efecto invernadero vuelven a los niveles anteriores al coronavirus

Unsplash/Matt Howard
Un incendio masivo causado por condiciones extremedamente secas y cálidas en el Bosque Nacional Klamath en California, Estados Unidos.

Uno de los pocos efectos positivos de la pandemia, la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, ya está desapareciendo y las concentraciones se acercan de nuevo a los niveles previos a la COVID-19. Un nuevo informe de las Naciones Unidas advierte que el cambio climático sigue avanzando de manera implacable.

Las emisiones de carbono llegaron a reducirse hasta un 17% en el punto álgido de los confinamientos, pero a largo plazo esa bajada no tendrá mucho impacto en las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera, que permanecen en niveles récord.

 El análisis alerta también de que el mundo está lejos de cumplir el Acuerdo de París, que fija como objetivo que el aumento de la temperatura media mundial se quede entre los 1,5°C y los 2°C respecto a los niveles preindustriales.

“Tenemos una elección: seguir como siempre, provocando más calamidades; o podemos usar la recuperación de la COVID-19 para crear una oportunidad real de poner al mundo en un camino sostenible”, dijo el Secretario General, António Guterres.

ACNUR y UNICEF asisten a los refugiados afectados por el incendio en Moria

© UNHCR
El incendio destruyó el 80% del campamento de refugiados en Moria, Isla de Lesbos, Grecia.

Y un incendio ha obligado a desalojar el campamento de refugiados de Moria, en la isla griega de Lesbos, donde viven más de 13.000 personas que se encontraban en cuarentena después de que 35 de ellas dieran positivo por COVID-19.

La agencia de la ONU para los refugiados se ha desplegado sobre el terreno para ofrecer asistencia a las autoridades griegas. ACNUR ha pedido a los afectados que no se alejen del campamento hasta que se encuentren refugios temporales para albergarlos.

UNICEF se ha movilizado para atender a los más de 4000 niños que viven allí, incluyendo a 407 menores no acompañados. Más de 150 de ellos están ya en un refugio temporal.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android

Quizá también te interese...

Las vacunas COVID-19 no llegarán a los países hasta mediados de 2021, asegura la OMS

Hay más de 30 vacunas candidatas, con nueve que ya se encuentran en la última etapa de ensayos clínicos y que entregarían resultados a finales de este año o a comienzos del próximo. Una vez se pruebe una vacuna segura y efectiva, el mayor reto es la producción de miles de millones  de dosis y su transporte a los países. 

El cambio climático es más mortal que el coronavirus

La epidemia mortal de dengue que azota a Colombia, Brasil, México y Nicaragua; la pérdida de hasta el 70% de cultivos en el Corredor Seco de Centroamérica; las inundaciones en Argentina, Uruguay; los incendios en Brasil, Bolivia y Venezuela; y los huracanes de fuerza sin precedentes en el Caribe, son solo algunas de las demostraciones de la fuerza del cambio climático. En 2019, se alcanzó un nivel récord en el nivel del mar y en olas de calor con consecuencias trágicas para la biodiversidad.