La lucha de un trabajador social hondureño contra la violencia de las pandillas

11 Septiembre 2020

Las pandillas se aprovechan de la juventud vulnerable, pero un hombre cuya familia quedó devastada por causa de estas organizaciones criminales está brindando a los jóvenes una alternativa.

Para Santiago Ávila, la lucha contra las poderosas pandillas callejeras que aterrorizan a las comunidades de su natal Honduras es profundamente personal. Tenía 19 años cuando su hermano Mauricio, de 16, fue secuestrado, torturado y asesinado por las violentas bandas criminales conocidas como maras.

Pero la tragedia no terminó ahí. El asesinato de Mauricio desencadenó una serie de consecuencias traumáticas que se extendieron a lo largo de muchos años, lo que obligó a la familia a trasladarse de casa en casa en busca de seguridad y, finalmente, obligó a Santiago y a su madre a huir del país para salvar la vida.

“De una semana a otra todo cambió”, recuerda Santiago, que ahora tiene 32 años. “De hecho, mi familia no lo logra superar todavía”.

Lee la historia completa

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android

Quizá también te interese...

Los refugiados en Ecuador ayudan en la detección de casos de COVID-19

Varias redes comunitarias de refugiados en Ecuador trabajan conjuntamente en la detección de casos de COVID-19. Sus integrantes forman parte de un Sistema de Vigilancia Epidemiológica Comunitaria desarrollado por la Agencia de la ONU para los Refugiados.

La COVID-19 hace pasar hambre a la mayoría de los refugiados nicaragüenses en Costa Rica

La Agencia de la ONU para los Refugiados alerta que creció el número de refugiados que solo comen una vez al día. A finales de julio, solo el 59% de las familias refugiadas recibían un flujo constante de ingresos, un registro muy bajo en relación con el 93% antes de la pandemia. La falta de ingresos y de comida provoca que algunos refugiados y solicitantes de asilo piensen en regresar a Nicaragua.