La OPS adquiere millones de pruebas de COVID-19 para América Latina

7 Agosto 2020

A través de licitaciones internacionales en nombre de los Estados, entre ellos México y Argentina, la agencia regional de la ONU para la salud también compró millones de dólares en equipos de protección para trabajadores sanitarios, así como otras herramientas esenciales. Más de diez millones de pruebas para el coronavirus ya han sido enviadas a seis países.

El Fondo Estratégico de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) adquirió alrededor de 75 millones de dólares en pruebas de reacción en cadena de la polimerasa (PCR) para COVID-19, equipos de protección personal, y otros suministros de salud esenciales para los países de América Latina y el Caribe.

A través de licitaciones internacionales en nombre de los Estados, también se adquirieron suministros como protectores faciales, guantes, gafas, batas, mascarillas y respiradores por casi quince millones de dólares, y se aseguró un suministro continuo de equipos de calidad, informó la Organización en un comunicado.

Hasta el momento, se han enviado más de diez millones de pruebas de PCR a seis países de la región.

El Fondo Estratégico de la OPS se estableció en el año 2000 para mejorar el acceso a medicamentos esenciales y suministros estratégicos de salud pública y ha facilitado la adquisición de millones de tratamientos que salvan vidas para una variedad de enfermedades, incluidas la infección por el VIH/sida, tuberculosis, malaria, hipertensión y hepatitis.

La cooperación técnica y la adquisición conjunta hacen parte de la respuesta de la OPS a la pandemia, que ya se ha extendido a 54 países y territorios de las Américas, y dado lugar a más de 9,9 millones de casos confirmados y más de 372.000 muertes.

Programa Mundial de Alimentos
Equipamiento médico de la Organización Panamericana de la Salud sale desde unos almacenes del Programa Mundial de Alimentos en Panamá a países de la región

Una unión necesaria

Actualmente, 34 países y territorios en América, entre ellos México y Argentina, participan en el Fondo Estratégico, que ayuda a los gobiernos a adquirir medicamentos esenciales y suministros de salud pública de calidad a precios competitivos mediante procesos de licitación internacional transparente para aumentar el acceso a productos de salud de calidad.

"Cada vez se presentan más emergencias de salud por lo que los programas como el Fondo Estratégico de la OPS son fundamentales para garantizar sistemas de salud resilientes a los brotes y a otras amenazas a la salud pública", afirmó la directora de la OPS, la doctora Carissa Etienne.

El Fondo ayuda a los países del continente a “hacer frente a los nuevos desafíos y garantizar el suministro continuo y eficiente de medicamentos esenciales y tecnologías sanitarias para enfermedades transmisibles y no transmisibles en áreas prioritarias.

"Dada la eficacia del Fondo, hemos firmado acuerdos de participación con 34 países y territorios, y establecimos nuevas asociaciones con reconocidos organismos de salud", agregó.

Este mecanismo de la OPS adquiere medicamentos y suministros que figuran en la Lista Modelo de la Organización Mundial de la Salud de Medicamentos Esenciales para fortalecer los programas de salud pública prioritarios para las enfermedades transmisibles y no transmisibles, y las enfermedades tropicales desatendidas.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android

Quizá también te interese...

Varias vacunas contra el COVID-19 están muy avanzadas, pero todavía no hay una “bala de plata” para acabar con la pandemia

Los casos ya llegan a más de 18 millones y casi 700.000 personas han muerto. La agencia de la ONU para la salud advirtió que a pesar de que varias vacunas ya están en fase tres de pruebas clínicas, es posible que nunca haya una solución infalible contra el COVID-19.

En América Latina no habrá recuperación económica mientras no se controle la pandemia

Sólo si se aplana la curva de contagio de COVID-19 se podrán reactivar las economías de América Latina y el Caribe, advierte un informe conjunto de dos agencias regionales de la ONU. “No hay dilema entre economía y salud, la salud es primero”, dice la responsable de la comisión económica y destaca que la salud es, además de un derecho humano, uno de los pilares económicos.