COVID, Amazonas, niños... Las noticias del martes

28 Julio 2020

La ONU en Colombia, Brasil y Perú hace un llamado urgente a la “solidaridad internacional” para ayudar a los indígenas del Amazonas frente al COVID-19. El coronavirus puede hacer que 7 millones más de niños de menos de cinco años sufran malnutrición grave este año, según UNICEF.  Los avances frente a la hepatitis están amenazados por la pandemia de coronavirus.

La ONU en Colombia, Brasil y Perú pide ayuda urgente para los indígenas del Amazonas frente al COVID-19

Las oficinas de Naciones Unidas en Colombia, Brasil y Perú hacen un llamado urgente a la “solidaridad internacional” para conseguir más fondos para la respuesta a la pandemia en la región del Amazonas, donde preocupa especialmente la vida de 170.000 personas que viven en áreas remotas a lo largo del río.

Esas comunidades, en su mayoría indígenas, tienen algunas de las tasas de incidencia de la enfermedad más altas.  La ONU asegura que “a pesar de los esfuerzos desplegados por los tres gobiernos para responder a la crisis, existen crecientes preocupaciones sobre la capacidad de las instituciones de salud para hacer frente a la situación y salvar vidas”.

El sistema de Naciones Unidas de los tres países ha colaborado en la elaboración de un plan de respuesta rápida en la triple frontera, sin embargo, la escasez de fondos “limita significativamente que los actores humanitarios ajusten su respuesta a la escala de necesidades”.

Casi 7 millones más de niños pueden sufrir malnutrición grave este año

© UNICEF/Andrea Campeanu
Gemelos en Sudán del Sur que sufren de malnutrición son alimentados por su madre y su tía.

El coronavirus puede hacer que 7 millones más de niños de menos de cinco años sufran malnutrición grave este año, según un nuevo análisis de UNICEF.

La agencia de la ONU para la infancia apunta que el 80 % de esos niños viven en el África subsahariana y el sur de Asia.

"Han pasado siete meses desde que se informó de los primeros casos de COVID-19 y es cada vez más evidente que las repercusiones de la pandemia están perjudicando a los niños más que la enfermedad en sí", señala la directora ejecutiva de UNICEF, Henrietta Fore.

Antes de la pandemia, 47 millones de niños ya estaban malnutridos y ahora la crisis, que ha hecho subir los precios de los alimentos y aumentar las tasas de pobreza, puede llevar esa cifra hasta los 54 millones, un nivel que no se ha visto en lo que va del milenio.

Ese aumento de la malnutrición grave puede hacer que 10.000 niños más mueran de hambre cada mes.

La agencia calcula que se necesitan al menos 2400 millones de dólares inmediatamente para proteger a estos niños

Las ciudades son la “zona cero” de la pandemia de coronavirus

 

El 90% de los casos de COVID-19 se concentra en las zonas urbanas del mundo, donde han quedado en evidencia las profundas desigualdades sociales que existen en la actualidad, dijo el Secretario General que aboga por una respuesta que logre reducir esa brecha.

António Guterres señaló que muchas ciudades tienen sobrecargados sus sistemas de salud, además de no contar con servicios adecuados de agua y saneamiento.

En su documento de políticas para zonas urbanas, el titular de la ONU incluye tres recomendaciones: La primera, garantizar que la respuesta aborde las desigualdades a largo plazo y se salvaguarde la cohesión social. “Tenemos que priorizar a aquellos más vulnerables en nuestras ciudades, garantizando un refugio seguro para todos y alojamiento de emergencia para aquellos que no tienen un hogar, dice.  El Secretario General también aboga por reforzar la capacidad de los gobiernos locales y trabajar por una recuperación económica más respetuosa con el medio ambiente.

Los avances frente a la hepatitis, en peligro por la pandemia

Foto de archivo: OMS/OPS
Vacunación contra la hepatitis B en Argentina.

Más de 300 millones de personas viven con hepatitis B o C. Aunque en los últimos años ha habido progresos para acabar con la enfermedad, esos avances están amenazados por la pandemia de coronavirus.

La hepatitis mata cada año a 1,3 millones de personas. La estrategia global para eliminar la enfermedad establece como objetivo reducir las nuevas infecciones en un 90% y la mortalidad en un 65%.

El director de la Organización Mundial de la Salud alertó de que los progresos se ven minados por la baja cobertura de inmunización en algunas regiones, sobre todo en África subsahariana, así como por la pandemia. “Los servicios de prevención, pruebas y tratamientos se han visto alterados, las cadenas de suministro sufren interrupciones, los limitados recursos financieros y humanos se están desviando y la atención política ahora está en contener la pandemia y en la recuperación económica. Todo esto supone que hay un riesgo real de perder las ganancias que habíamos logrado”, dijo el doctor Tedros Adhanon Gebreyesus.

Comparte y descarga las noticias

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android

Quizá también te interese...

La ONU urge al G20 a reunir 10.300 millones de dólares para la respuesta humanitaria a la pandemia

Los fondos solicitados se destinarían al combate del coronavirus y al suministro asistencia de salud y humanitaria en 63 países vulnerables. Si no respondemos ahora para mitigar los efectos de la pandemia, el costo futuro será mucho más alto en términos económicos y sociales. Las proyecciones indican que sin una intervención inmediata 265 millones de personas sufrirían hambre a fines de este año.

El coronavirus devasta las comunidades indígenas y propicia la violación de sus derechos

El experto en los derechos de los pueblos originarios advierte del grave impacto de la pandemia de COVID-19 en esas comunidades. Además de minar su salud, aumenta su marginación y da pie a la militarización de sus territorios.