COVID, Colombia, venezolanos en Brasil... Las noticias del martes

14 Julio 2020

El último informe de la ONU alerta de la expansión de grupos ilegales armados y del aumento del reclutamiento a menores en Colombia durante la pandemia. El deterioro de las economías en Centroamérica generará grandes movimientos migratorios una vez que los países reabran sus fronteras. La ayuda a la educación se reducirá en 2000 millones de dólares hasta el 2022 como resultado de la pandemia.

Los grupos armados aprovechan la pandemia para fortalecer su control en Colombia

El jefe de la misión de la ONU en Colombia ha presentado el último informe sobre la situación del país al Consejo de Seguridad, en el que pide medidas urgentes contra el asesinato de defensores de derechos humanos y alerta de la expansión de grupos ilegales armados y del aumento del reclutamiento a menores.

El reporte asegura que “los asesinatos de excombatientes, líderes sociales y defensores han continuado durante la pandemia”. Las organizaciones criminales y los grupos armados ilegales han aprovechado la cuarentena para fortalecer su control sobre rutas estratégicas de tráfico ilícito, especialmente en el Cauca, el Meta, Putumayo, el Chocó, Nariño y Antioquia.  En algunos casos, “han impuesto medidas de control social” y han cometido actos de violencia contra las personas que incumplieron el confinamiento. Además, en los últimos meses ha aumentado el reclutamiento de menores de edad.

Clemencia Carabali, defensora de los derechos humanos en Colombia, denunció que desde la firma del acuerdo de paz se ha asesinado a 686 personas. “Todos los días despertamos con el asesinato de una persona negra o indígena (…). Despertamos con la noticia de que se ha violado a una mujer o niña y que la muerte a líderes y lideresas defensoras de derechos humanos persiste. Situaciones que se han agudizado con la presencia del COVID-19 en Colombia”.

La COVID provocará un gran movimiento migratorio en Centroamérica

WFP/Mauricio Martinez
Una mujer camina en El Salvador en medio de los daños causados por la tormenta tropical Amanda en mayo.

El deterioro de las economías en Centroamérica está provocando más violencia y falta de servicios básicos y generará grandes movimientos migratorios una vez que los países reabran sus fronteras.

La agencia de la ONU para los Refugiados, ACNUR, alerta de que el cierre de las fronteras deja a la gente con menos opciones de protección ante la violencia y la pobreza.

Un informe de la oficina de coordinación humanitaria asegura que en El Salvador más personas están muriendo en casa por COVID-19 y otras causas sin recibir ayuda médica porque los servicios de atención primaria están suspendidos. Según las cifras de las ONG que recoge el informe las muertes por problemas metabólicos, respiratorios y de corazón se han multiplicado por cuatro comparado con la primera mitad de 2019.

En Guatemala, las ONG indican que las personas que necesitan ayuda para comer en el Corredor Seco han aumentado un 103% respecto a 2019. La inseguridad alimentaria grave ha crecido casi un 300%. Se estima que más de un millón de personas necesita ayuda alimentaria en esa zona. 

Continúan los vuelos para trasladar a migrantes venezolanos en Brasil

© UNICEF/Yareidy Perdomo
Una mujer y sus niños se lavan las manos en una instalación puesta por UNICEF en Boa Vista, Brasil.

En Brasil, la Organización Internacional para las Migraciones continúa atendiendo a los venezolanos que han llegado al país a pesar del estado de emergencia sanitaria decretado por la COVID

Desde el inicio de la pandemia, unos 500 venezolanos han sido trasladados en vuelos comerciales desde las ciudades de Manaus y Boa Vista, cercanas a la frontera, a otras áreas. Brasil ha trasladado a más de 38.600 venezolanos.

Además, en Manaus, en la zona del Amazonas, la OIM está ayudando a proteger a los indígenas venezolanos de la pandemia. En los últimos tres meses, se han entregado más de 18.000 comidas en albergues y han mejorado el acceso a agua potable.

La ayuda a la educación cae en un momento crítico por el coronavirus

UNICEF/Habib Kanobana
Los niños de Rwanda han podido estudiar en casa utilizando la radio, ya que las escuelas permanecieron cerradas debido al coronavirus.

La ayuda a la educación se reducirá en 2000 millones de dólares hasta el 2022 como resultado de la pandemia, según un análisis de la UNESCO.

Si no se toman medidas, no se volverán a alcanzar niveles los de financiación que había 2018 hasta el 2024, lo que según la agencia “supone una seria amenaza para la recuperación tras la disrupción sin precedentes que ha supuesto la pandemia”.

La directora de la UNESCO asegura que los fondos destinados a la educación serán “más importantes que nunca” y pide a los Estados que lo prioricen tanto en sus planes nacionales como en los presupuestos de ayuda al desarrollo.

Descarga y comparte las noticias

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android