Coronavirus, VIH, España... Las noticias del lunes

6 Julio 2020

El desigual progreso en la lucha contra el sida ha hecho que no se cumplan los objetivos establecidos para 2020 y el coronavirus puede retrasar aún más las metas.  La pandemia ha puesto en evidencia que la red de protección social en España está fallando a la gente. El Secretario General alerta de que los grupos terroristas pueden explotar las divisiones que está causando la COVID-19.

El mundo no logra los objetivos en la lucha contra el VIH y el sida 

El desigual progreso en la lucha contra el sida ha hecho que no se cumplan los objetivos establecidos para 2020, según un nuevo informe de ONUSIDA. Como resultado, ha habido 3,5 millones infecciones de VIH adicionales y 820.000 personas más han muerto por causas relacionadas con el sida desde 2015. Las metas podrían retrasarse 10 años más si la pandemia de COVID-19 provoca graves interrupciones en los servicios contra el VIH. 

El mundo está muy atrasado en la prevención de nuevas infecciones por VIH. Ha habido progresos en África Oriental y Meridional. Sin embargo, en Europa Oriental y Asia Central, se ha visto un aumento del 72% en las nuevas infecciones desde 2010. En América Latina, han crecido un 21%. 

La pandemia de COVID-19 podría deteriorar aún más la respuesta. Según las cifras de la Organización Mundial de la Salud, 73 países ya han alertado de que se están quedado sin existencias de antirretrovirales.  El informe asegura que en algunos países latinoamericanos los recursos, medicamentos, personal de salud y materiales para el VIH se están trasladando a la lucha contra la COVID-19. 

[Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android. O subscríbete a nuestro boletín.]

La pandemia muestra que la red de protección social en España “está rota” 

© Bassam Khawaja
El anterior relator especial de la ONU sobre pobreza extrema visitó un campamento de trabajadores migrantes en la ciudad española de Huelva, en Andalucía.

 

La pandemia de coronavirus ha puesto en evidencia que la red de protección social en España, que era completamente inadecuada, está fallando a la gente, asegura el ex relator especial sobre pobreza extrema que ha publicado este lunes el informe sobre su visita oficial al país.

 La adopción de un Ingreso Mínimo Vital a nivel nacional tiene una gran importancia simbólica, pero es solo la primera de muchas medidas que deberían tomarse con urgencia, dice Philip Alston que en su visita a España a principios de año encontró “niveles aterradores de pobreza y exclusión, políticas gubernamentales que no llegan a las personas que necesitan apoyo y niveles escandalosamente altos de desigualdad”.

 “La pobreza en España está anclada en un sistema de protección social que está roto e insuficientemente financiado”, dijo Alston. “El COVID-19 ha arrojado luz sobre las graves deficiencias en las políticas del gobierno central y las comunidades autónomas, con millones de personas que no pueden trabajar sufriendo por retrasos en el pago de prestaciones, problemas técnicos y una asistencia inadecuada”. 

“Afortunadamente”, añade, el gobierno ha reaccionado a la pandemia con una serie de iniciativas positivas que suponen “una gran mejora con respecto a la respuesta a la última recesión, con la que se enquistó la pobreza y que llevó a una explosión de desigualdad”. 

“Pero estas reformas a la red de protección social no lograrán mucho sin una acción significativa para abordar la crisis de la vivienda. 

El terrorismo puede explotar las divisiones por la pandemia, alerta Guterres 

ONU/Mark Garten
El Secretario General, António Guterres, durante una rueda de prensa virtual.

El Secretario General alerta de que los grupos terroristas pueden explotar las divisiones que está causando la pandemia de coronavirus. 

António Guterres reconoce que es “demasiado pronto” para valorar las implicaciones que tendrá la COVID19 en el terrorismo.  “Pero sabemos que ISIS, Al Qaeda y sus afiliados regionales - al igual que los grupos neo-Nazis, los supremacistas blancos y otros grupos que fomentan el odio – buscan explotar las divisiones, los conflictos locales, los fallos de los Gobiernos y las quejas de la población para lograr sus objetivos”, sostiene. 

Guterres añade que la pandemia ha puesto de manifiesto lo vulnerables que somos ante nuevas formas de terrorismo como los ciberataques y el bioterrorismo. Para combatirlas, el Secretario General apela al “poder del multilateralismo”. 

Crímenes contra la humanidad en la RD Congo 

©ACNUR/Natalia Micevic
Miembros de la comunidad indígena Mbuti en RD Congo ahora viven en campamentos al ser desplazados por la violencia en Beni.

 

Y en la República Democrática del Congo el grupo armado conocido como Fuerzas Democráticas Aliadas ha matado a más de 1000 personas y ha dejado decenas de heridos en ataques que podrían constituir crímenes contra la humanidad y crímenes de guerra, según una investigación de la ONU.

Este grupo, activo desde hace más de tres décadas, ha intensificado sus ataques en los últimos meses y ha expandido su área de acción en el este del país.

Un informe de la oficina de derechos humanos asegura que están cometiendo abusos contra civiles “sistemáticos y brutales”, atacando pueblos con metralletas, machetes y cuchillos. A menudo queman pueblos enteros, destruyen centros de salud y escuelas y secuestran y reclutan a hombres, mujeres y niños.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android

Quizá también te interese...

La mitad de los latinoamericanos con VIH tienen problemas para conseguir antirretrovirales

Además, el 31% considera no haber recibido suficiente información sobre cómo prevenir la transmisión del nuevo coronavirus, el 56% asegura no tener equipamiento adecuado para protegerse, y el 40% necesita apoyo psicológico para abordar la ansiedad relacionada con COVID-19, según la agencia de la ONU especializada en la pandemia del VIH/SIDA.

Siendo un país rico, España vive en la pobreza generalizada, asegura experto de la ONU

"He visitado lugares que sospecho que muchos españoles no reconocerían como parte de su país (…) barrios pobres “con condiciones mucho peores que un campamento de refugiados”, afirma un relator de derechos humanos, que asegura que la recuperación tras la recesión solo ha beneficiado a las empresas y a los ricos. El único aspecto positivo que encuentra es el compromiso del nuevo Gobierno con la justicia social.