Coronavirus, Sudamérica, vacunas... Las noticias del viernes

22 Mayo 2020

América del Sur se ha convertido en el nuevo epicentro de la pandemia de coronavirus y  además vive una de las mayores crisis de desplazados del mundo. Al menos 80 millones de bebés están en riesgo de contraer enfermedades porque el COVID está impidiendo las vacunaciones de rutina.   La situación en Yemen es “extremadamente alarmante”. El sistema de salud ha colapsado y no puede hacer frente a los casos de coronavirus.

América del Sur se ha convertido en el nuevo epicentro de la pandemia de coronavirus

América del Sur se ha convertido en el nuevo epicentro de la pandemia de coronavirus, asegura la Organización Mundial de la Salud que está especialmente preocupada por la situación en Brasil.

Con casi 300.000 contagios y 19.000 muertos, Brasil es el tercer país con más casos por detrás solo de Estados Unidos y Rusia. Aunque la mayoría de los casos se dan en Sao Paulo, la tasa más alta de infecciones está en el estado de Amazonas. La rama americana de la OMS está proporcionando asistencia directa al Gobierno en las zonas más afectadas.

“América del Sur se ha convertido en el nuevo epicentro de la enfermedad. Vemos muchos países donde crecen los casos y nos preocupan, pero ciertamente el más afectado es Brasil en este momento”, dijo Mike Ryan, el director de emergencias de la Organización.

El Gobierno brasileño ha aprobado el uso de hidroxicloroquina, pero desde la OMS recuerdan que ni las revisiones que hacen ellos, ni los estudios clínicos, avalan, por el momento el uso generalizado de este medicamento.

[Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android. O subscríbete a nuestro boletín.]

y millones de migrantes son muy vulnerables ante la enfermedad

OIM / Muse Mohammed

 

La Organización Internacional para las Migraciones, por su parte, recuerda que en América del Sur además se da una de las mayores crisis de desplazados del mundo.

En la región viven unos 10 millones de migrantes, el 80% de ellos de otros países sudamericanos, con los venezolanos como grupo más importante. Además, durante la pandemia, las personas que han perdido el trabajo en las grandes ciudades están regresando a sus localidades de origen.

Esto complica aún más la respuesta en la región, que ya tiene el 87% de todos los casos de coronavirus en América Latina. La Organización Internacional para las Migraciones alerta de que las ciudades en Sudamérica son muy frágiles porque tienen problemas en el transporte público y los sistemas sanitarios y por la concentración de asentamientos informales.

La OIM asegura que millones de migrantes en la región necesitan ayuda de forma urgente y ha hecho un llamamiento de fondos de 21 millones de dólares para poder llevar ayuda frente al coronavirus a 10 países.

80 millones de bebés, en riesgo por falta de vacunas

UNICEF/Aleksey Filippov

 

Al menos 80 millones de niños menores de un año, en países ricos y pobres, están en riesgo de contraer enfermedades como la difteria, el sarampión y la polio porque el COVID está impidiendo las vacunaciones de rutina.

La pandemia ha interrumpido los servicios de vacunación rutinarios “a una escala sin precedentes”. Más de la mitad de los 129 países de los que hay datos aseguran que han sufrido interrupciones importantes entre marzo y abril.

“Las campañas, que buscan vacunar a grandes partes de la población en un corto periodo de tiempo, también han sido duramente golpeadas, sobre todo las del sarampión y la polio. Las campañas contra el sarampión se han suspendido en 27 países y las de la polio están en pausa en 38 países. Para los niños las consecuencias pueden ser mortales”, dijo Henrietta Fore, la directora ejecutiva de UNICEF

Las razones para la caída en la vacunación son variadas: en algunos países, los padres tienen miedo de llevar a sus hijos por si se contagian de COVID19. Además, los trabajadores de la salud han sido recolocados durante la pandemia o no tienen equipos de protección. En algunos países, no llegan las vacunas por falta de transporte.

La epidemia en Yemen es “extremadamente alarmante” con un sistema de salud colapsado

UNICEF

 

La situación en Yemen es “extremadamente alarmante”. El sistema de salud ha colapsado y no puede hacer frente a los casos de coronavirus. La oficina de coordinación de la ayuda humanitaria alerta de que 30 programas de la ONU pueden cerrar en las próximas semanas por falta de fondos.

Según el portavoz de la oficina, los pocos hospitales que están operativos tienen que rechazar pacientes porque no tienen suficiente oxígeno. Tampoco cuentan con materiales de protección personal para los médicos.

Los equipos de respuesta rápida al coronavirus de Naciones Unidas solo tienen fondos para las próximas seis semanas y podrían cerrar por falta de financiación.

La ONU necesita 2000 millones de dólares antes de finales de años.

“Nos acercamos a un precipicio fiscal. Si no llega dinero, los programas que mantienen a la gente con vida y que son absolutamente esenciales para combatir el coronavirus tendrán que cerrar. Y entonces el mundo será testigo de lo que ocurre en un país que no tienen un sistema de salud que funcione batallando el COVID19 y creo que es algo que nadie quiere ver”, dijo Jens Larke, el portavoz de la agencia.

Descarga y comparte las noticias

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android

Quizá también te interese...

Hay más de 120 vacunas contra el coronavirus en pruebas

Los expertos de la agencia de salud de la ONU mostraron preocupación por el aumento de pacientes en naciones de bajos y medianos ingresos con un día histórico de casos de COVID-19. Pero no todas son malas noticias, más de 120 vacunas están siendo probadas ahora mismo, algunas ya en humanos, y los acuerdos alcanzados por los países para asegurar el acceso a la población a inmunizaciones, tratamiento y diagnóstico, son un rayo de luz en medio de la pandemia.

En los países sin cobertura sanitaria universal, el impacto del coronavirus será brutal

El coronavirus ha puesto de rodillas a los países con mejores sistemas sanitarios y va a ser peor en aquellos donde la sanidad privada juega un papel muy importante, explica María Neira, especialista de la agencia de la ONU encargada de velar por la salud pública mundial. La doctora asegura que tras la pandemia los países van a tener que dedicar al menos el doble del porcentaje del PIB que ahora destinan a la sanidad.