Coronavirus, niños, migrantes... Las noticias del miércoles

13 Mayo 2020

La agencia de la ONU para la salud mantendrá el nivel de alerta por el coronavirus hasta que haya un control significativo de la transmisión y advierte que, aunque es difícil de predecir,  podría convertirse en un virus endémico. Unos 6000 niños más pueden morir cada día por los estragos del COVID19 en los sistemas de salud. La ONU pide a los Estados que suspendan las deportaciones de inmigrantes durante la pandemia

El coronavirus puede convertirse en un virus endémico

La Organización Mundial de la Salud mantendrá el nivel de alerta por el coronavirus hasta que haya un control significativo de la transmisión y advierte que, aunque es difícil de predecir, el COVID19 podría convertirse en una enfermedad endémica.

Actualmente el nivel de riesgo está considerado “muy alto” para la propagación nacional, regional e internacional, y la Organización no lo reducirá hasta que los países hayan puesto en marcha sistemas de vigilancia robustos y hayan fortalecido sus sistemas de salud pública.

El doctor Mike Ryan dijo que es muy difícil predecir cómo evolucionará el virus, pero debemos prepararnos a convivir con él.

“Este virus puede convertirse en otro virus endémico en nuestras comunidades y no desaparecer nunca. El VIH nunca desapareció, pero hemos encontrado tratamientos y métodos de prevención y la gente vive sin miedo ahora y ofrecemos una vida larga y saludable a la gente con VIH”.

Ryan dijo que si se encuentra una vacuna muy efectiva que se pueda repartir a todo el que la necesite “podemos tener una oportunidad” de eliminar la enfermedad, pero dijo que para ello hará falta voluntad política, determinación para invertir en sanidad y en atención primaria y que la gente esté dispuesta a vacunarse, condiciones que no se han cumplido en la lucha contra otras enfermedades prevenibles como el sarampión.

6000 niños más pueden morir cada día por los estragos del COVID19 en los sistemas de salud

Una enfermera toma la temperatura a una niña en un Centro de Atención Primaria de Salud en Beirut, Líbano, durante el brote de COVID-19.
©UNICEF/Fouad Choufany

 

En los próximos seis meses, al menos 6000 niños más podrían morir cada día por causas prevenibles, a medida que la pandemia del COVID-19 sigue debilitando los sistemas sanitarios e interrumpiendo los servicios de salud para los niños.

Según un análisis publicado en la revista The Lancet, se estima que podrían producirse alrededor de 1,2 millones de muertes adicionales de menores de cinco años en tan solo seis meses.

Estas potenciales muertes infantiles se sumarían a los 2,5 millones de niños que ya mueren en ese periodo en los 118 países incluidos en el estudio.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia alerta de que podría echar por tierra casi una década de avances para poner fin a la mortalidad infantil.

Por otro lado, también podrían producirse 56.700 muertes maternas adicionales en tan solo seis meses, sumadas a las 144.000 muertes que ya tienen lugar en los mismos países a lo largo de un periodo similar.

La ONU pide a los Estados que suspendan las deportaciones de inmigrantes durante la pandemia

Migrantes centroamericanos en México.
Organización Internacional para las MigracionesAna Marcela Cerdas Jiménez

Según la red de Naciones Unidas para las migraciones, los retornos forzosos pueden “intensificar serios riesgos de salud pública para todos”. Las deportaciones suponen una carga adicional para sistemas sanitarios que ya están al límite y no tienen la capacidad para proteger a los retornados y sus familias, haciendo test a la llegada y asegurando que se cumplen cuarentenas y asilamiento.

Como alternativas, la ONU propone que se entreguen visas y permiso de residencia temporal, que se libere a los migrantes detenidos.

Las restricciones de movimiento no reducen los crímenes en países de Centroamérica

Pilar de 15 años sentada junto a su familia en Guatemala después de que su familia escapara de Honduras de las pandillas, que querían obligarla a convertirse en prostituta.
UNICEF/Tanya Bindra

Las restricciones de movimiento de la población solo han reducido los crímenes violentos en aquellos países que ya tienen tasas de homicidios bajas.

El confinamiento no está disminuyendo los homicidios cometidos por el crimen organizado o las bandas, según un análisis de la oficina sobre drogas y crímenes de la ONU. Las tasas de homicidios en marzo y hasta mediados de abril en Centroamérica se han mantenido estables o han bajado ligeramente.

Sin embargo, en países con tasas de violencia menores, como los europeos y Estados Unidos, ha habido un descenso pronunciado de la violencia. 

 

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.