Hay que proteger el personal sanitario, héroes que luchan contra el coronavirus

30 Marzo 2020

Un experto en derechos humanos de la ONU considera inaceptable la escasez de equipo de protección básico, que impide que se infecten en prácticamente todas las naciones que luchan contra el COVID-19. También calificó de “despreciables” a los que acaparan equipos de protección y explotan la crisis para lucrarse.

Los Estados y los líderes empresariales deben incrementar sus esfuerzos para garantizar que los médicos, enfermeras, socorristas y otros profesionales de la medicina que trabajan en la primera línea de la pandemia de COVID-19 reciban los equipos de protección adecuados, asegura un experto en derechos humanos de la ONU.

"Su trabajo incansable y su sacrificio muestran lo mejor de la humanidad", dijo Baskut Tuncak, relator especial sobre las consecuencias para los derechos humanos de la gestión y la eliminación ecológicamente racionales de las sustancias y los desechos peligrosos.

Su trabajo incansable y su sacrificio muestran lo mejor de la humanidad.

Tuncak calificó a los trabajadores sanitarios como "héroes" que "deben estar protegidos" y subrayó la inaceptable escasez de equipo de protección básico, que impide que se infecten, en casi todas las naciones que luchan contra el nuevo coronavirus, una situación que se agrava aún más en los países de menos recursos

"Se necesitan urgentemente fondos públicos y privados para garantizar que los equipos de protección y otros suministros médicos estén disponibles y sean accesibles universalmente", declaró. "Los Estados y las empresas deberían eliminar los obstáculos de carácter financiero y proporcionar suministros a coste cero para los países de bajos ingresos".    

El relator calificó como “despreciables” a los que acaparan equipos de protección y explotan la crisis para lucrarse por lo que pidió a los países que impidan ese tipo de conductas

"Ha llegado el momento de dejar de lado nuestras diferencias y de trabajar juntos para proteger de este virus a las personas más vulnerables, los ancianos y quienes valientemente los cuidan: nuestros trabajadores de la salud", dijo el experto independiente en derechos humanos.

[Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android. O subscríbete a nuestro boletín.]

UNICEF/Aleksey Filippov
Un padre sostiene a su niño mientras una enfermera le administra una vacuna.

Proteger a las personas de edad avanzada 

Tuncak se unió así a su colega Rosa Kornfeld-Matte, experta independiente sobre el disfrute de todos los derechos humanos por las personas de edad quien expresó su alarma por los testimonios sobre personas mayores abandonadas en casas de acogida o sobre cadáveres encontrados en residencias. 

Kornfeld-Matte destacó que "todos tenemos la obligación de ser solidarios y proteger a las personas de edad de esos sufrimientos". La experta consideró este tipo de situaciones como “inaceptables”.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android

Quizá también te interese...

El abandono de personas mayores en las residencias durante la pandemia del coronavirus no puede permitirse

La sociedad tiene el deber de ser solidaria y proteger mejor a las personas mayores, uno de los grupos más afectados por la pandemia del COVID-19, dice una experta de la ONU en derechos humanos, y advierte que las medidas de distanciamiento social no deben convertirse en exclusión. 

El coronavirus golpea tres veces a la mujeres: por la salud, por la violencia doméstica y por cuidar de los otros

Las medidas restrictivas adoptadas en todo el mundo para luchar contra el COVID-19 intensifican el riesgo de violencia doméstica y aumentan la carga de trabajo en el hogar. Además, aquellas que se encuentran embarazadas, temen por su salud a la hora de asistir a controles o se quedan sin servicios. Los Gobiernos no pueden abandonar a las mujeres en medio de la emergencia.