Coronavirus, niños, El Salvador... Las noticias del viernes

20 Marzo 2020

Los casos de coronavirus ya superan los 200.000 en todo el mundo. La Organización Mundial de la Salud destaca que llegar a 100.000 casos tomó tres meses, pero los próximos 100.000 contagios ocurrieron en solo 12 días.  El Programa Mundial de Alimentos está trabajando en  El Salvador  para establecer almacenes y entregar artículos y alimentos a las personas en cuarentena. El cierre de escuelas ha hecho que 300 millones de niños de primaria no estén recibiendo su comida. 

Los casos de coronavirus ya superan los 200.000 en todo el mundo

La Organización Mundial de la Salud destaca que llegar a 100.000 casos tomó tres meses, pero los próximos 100.000 contagios ocurrieron en solo 12 días.  

La Organización dice que es la curva habitual de una pandemia y demuestra que necesitamos frenar los contagios para dar tiempo a la ciencia y los servicios de salud. 

“Se necesita más tiempo para ponernos al día con la producción suficiente de equipamiento médico vital, de mascarillas a ventiladores, y para que la ciencia pueda desarrollar tratamientos y vacunas”. 

La Organización insiste en la importancia de hacer pruebas, porque si no sabemos quién está infectado las medidas no serán adecuadas. La OMS ha enviado 1,5 millones de pruebas de diagnóstico a 120 países.  

La buena noticia es que China este jueves no tuvo ningún contagio local, solo de viajeros que lo contrajeron fuera del país. El director de la OMS dijo que esto es un “logro extraordinario, que nos demuestra que podemos vencer al COVID19”.  

La ONU intenta mantener la ayuda humanitaria pese al COVID19

UNOCHA/Iason Athanasiadis

Las agencias de la ONU están preocupadas por los 100 millones de personas que viven en zonas de guerra o en otros lugares con emergencias y que dependen de la ayuda humanitaria para sobrevivir.  

Muchas de esas personas viven en zonas atestadas sin acceso a servicios de salud o saneamiento. 

 “A medida que el virus alcanza estos lugares las consecuencias pueden ser devastadoras” , decía el portavoz de la Oficina de Coordinación de la Ayuda Humanitaria. 

Las agencias están preocupadas porque en estos países no se detecten los casos. Además, muchos no tienen las infraestructuras para abordar una pandemia y la carga del COVID19 puede hacer que los brotes de cólera, sarampión o fiebre amarilla queden desatendidos.  

La ruptura de las cadenas de suministro puede hacer que los productos para combatir la malnutrición no lleguen donde son necesarios. Además, temen que se prohíba distribuir ayuda desde los puntos habituales por lo que la ONU ya está analizando la situación y buscando alternativas.  

Comida para las personas aisladas en El Salvador

UNICEF/Meng Cui

El Programa Mundial de Alimentos ya está brindando apoyo en la respuesta y alerta de las consecuencias de los niños que dependen del comedor escolar para alimentarse.  

Esta agencia, que cuenta con una de las mejores redes de suministro del mundo, entregó equipos médicos en los hospitales de la provincia de Hubei, epicentro del brote en China.  

Ahora, está trabajando en otros países como El Salvador donde brinda apoyo técnico y financiero al Gobierno para establecer almacenes y entregar artículos a las personas en cuarentena. Además, han repartido alimentos a personas en aislamiento.  

El cierre de escuelas ha hecho que 300 millones de niños de primaria no estén recibiendo su comida. 18 millones de niños comen habitualmente con apoyo del Programa Mundial de Alimentos Esta cifra ya se ha reducido a la mitad y se espera que empore en los próximos días. 

El Programa está buscando alternativas como dar raciones para llevar, entregar a domicilio o repartir cheques o efectivo a las familias.  

Las ayudas por el coronavirus deben dirigirse a los más vulnerables

ONU/Mark Garten

Un experto en derechos humanos ha pedido a los Estados que pongan las finanzas al servicio de las personas de menores recursos.  

“Los estímulos fiscales y paquetes de protección social directamente dirigidos a quienes disponen de menor capacidad para hacer frente a la crisis son esenciales para mitigar las consecuencias devastadoras de la pandemia”, dice Juan Pablo Bohoslavsky, el experto independiente en deuda externa y derechos humanos de la ONU que pide a los Gobiernos “considerar la introducción de un ingreso básico universal de emergencia”. 

  El experto dice que las medidas de estímulo económico deben ser diseñadas cuidadosamente para asegurar que su principal contribución “va mucho más allá de salvar solo a grandes compañías y bancos”. 

  Además, considera “esencial que los servicios públicos sean provistos sin cargo a quienes no puedan pagarlos”.  También apuesta por suspender el pago de deudas “para aquellas personas que de otro modo no serían capaces de hacer frente a la crisis de salud pública” y añade que los “desalojos masivos tienen que ser absolutamente prohibidos”.  

El experto considera que quienes trabajan en el sector informal, los autónomos, y quienes no pueden trabajar desde sus casas, necesitan incentivos económicos y fiscales para quedarse en sus hogares. “En caso contrario, necesitarán ir a trabajar, poniendo así en riesgo su propia salud, la de sus familias y la de la comunidad”.  

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.

Quizá también te interese...

Panamá va un paso por delante en la respuesta al coronavirus

Panamá respondió con rapidez a la epidemia del COVID19, ha destinado recursos económicos, ha logrado secuenciar el genoma del virus para diagnosticar rápidamente los casos que aparezcan en el país, ha reforzado su sistema de salud y ha tomado medidas para aislar a los ciudadanos. Los responsables de las agencias de la ONU en el país creen que hay lecciones que se pueden exportar a otros países de América Latina. 

El cierre de los comedores escolares por el coronavirus, un desafío para la alimentación en América Latina

Ochenta y cinco millones de alumnos en América Latina y el Caribe acuden a los comedores escolares en sus escuelas. Para diez millones de ellos, esas comidas constituyen una de sus principales fuentes de alimentación diaria. Con el fin de paliar esta situación creada por la crisis del COVID-19, la agencia de la ONU especializada en alimentación han hecho una serie de recomendaciones.